Una junta vecinal para el centro de Allen 

Un grupo de vecinos del centro realizó una asamblea y conformó una junta provisoria. Aseguran que también tienen muchos problemas. Desde el municipio aprueban la iniciativa.



ALLEN (AA).- Manifestar las necesidades que padece la zona céntrica de una ciudad, si bien se tornan más visibles a los ojos de los gobernantes, no siempre se convierte en una situación ventajosa. Y los vecinos del centro de esta ciudad, "privilegiados" según algunos, lo entienden de esta forma. Por lo cual se decidieron a crear la "Junta Vecinal del Centro", que permitirá canalizar las demandas de más de cinco mil allenses.

La iniciativa, que fue puesta en marcha por un grupo de vecinos, cuenta con el aval del municipio con el cual ya han concretado varias reuniones. En esta semana, después de más de dos años que se viene solicitando, se realizó una asamblea donde quedó conformada una Junta provisoria. Esta será la encargada de poner manos a la obra para sacar a flote este proyecto, novedoso en la ciudad.

"Me parece que vamos a sentar el precedente", comenta sonriendo Edit Mannozzi de Parente, quien desde hace varios años está impulsando esta idea entre sus vecinos y allegados de esta ciudad.

"En el centro tenemos muchas necesidades, que no pueden ser resueltas en forma individual. Entonces la idea de formar, en principio una comisión, surgió para brindar un medio donde poder canalizar todas las demandas de este sector", según explicó.

La fuerte presencia de basura que impregna las calles por donde circula la mayor cantidad de tránsito peatonal, la suciedad y los peligrosos focos de infección que emergen de los terrenos baldíos, con la proliferación de numerosos insectos y alimañas, son sólo algunos de los temas que tienen agendados para tratar en primer término. A estos problemas también se suma el cuidado del arbolado urbano. (Ver aparte)

"El deterioro de las calles y veredas, la preservación de lugares históricos, que empobrecen y afean la ciudad", agrega además Edit Parente, quien fue finalmente elegida como coordinadora provisoria.

En un lapso que no debe superar los 180 días, según comentó, se debe, paso a paso, ir consolidando los requisitos legales necesarios para establecer la junta definitiva que encarará las principales problemáticas ante el municipio.

El radio céntrico de Allen, que abarca una cincuentena de manzanas en la que convergen viviendas y múltiples comercios, se extiende desde las calles Brown hasta Quesnel, y Libertad hasta Villegas, e incluso abarca un sector de Primeros Pobladores, según comentó una de las impulsoras de la junta.

Entre los años "98 y "99, un grupo conformado por unas veinte personas llevó a cabo un empadronamiento en todo este extenso sector, para contar con datos certeros al momento de llamar a elecciones vecinales y determinar quién puede votar y quién no.

Son muchos los que ya se están preparando para ese momento, en el cual se deberán presentar diversas listas. Varios miles de vecinos buscarán así ser representados.

El área de Juntas Vecinales de la Municipalidad local brindó el asesoramiento a los vecinos, y el propio intendente Carlos Sánchez se mostró muy entusiasmado por el emprendimiento, del cual no existen experiencias anteriores en Allen.

Además ya se está pensando, aunque a largo plazo, en dividir el "territorio" dada la gran extensión que ocupa y los centenares de familias que lo habitan, para conformar otro órgano representativo vecinal.

"Muchas personas se acercaron cuando propusimos esta idea, y lo más importante es que todos se comprometieron para realizar alguna actividad", finalizó además la coordinadora del grupo.

Veredas y calles rotas son el principal problema 

ALLEN (AA).- "El centro es el que más demanda, es donde más servicios se requiere", consideró el jefe de la comuna allense, Carlos Sánchez.

"Y es donde podremos coordinar más proyectos, porque hay más posibilidades de concretarlos ya que existe una capacidad contributiva distinta a la de los barrios", expresó además.

De esta manera, dejó deslizar una serie de proyectos en que se piensa a futuro, tales como la necesidad de armar un proyecto de veredas para el radio céntrico, junto a la obligatoriedad de que cada vecino posea su propio cesto de residuos, para evitar el derramamiento de basura en calles y aceras.

"Las veredas, pero principalmente las calles son un desastre", comentó Margarita, una de las vecinas que habitualmente y contrarreloj, madruga para dejar impecable su vereda, según comenta orgullosa.

"Mi hijo es taxista, y ya en menos de dos años, el auto le hace ruidos por todos lados. Hay pozos viejos y nuevos, así que no digan que los arreglan, porque la mayoría de las calles de la ciudad están así", coincidió otra ama de casa.

En tanto en los barrios las necesidades también son muchas, y allí también, lentamente se van conformando las juntas provisorias, y la situación, en alrededor de un sesenta por ciento de ellas se va normalizando, según señaló el intendente.

Si bien el reclamo por el establecimiento de juntas vecinales, llega desde distintos sectores de la comunidad, no muchos tienen en claro cuáles son las funciones esenciales que éstas deben cumplir.

Así según establecen las normas municipales, uno de los propósitos básicos de su conformación es promover el progreso y el desarrollo de las condiciones de vida "en los órdenes espiritual, físico, moral, educacional, sanitario y urbanístico que propende al mejoramiento de los vecindarios".

Además, también figura entre sus funciones la colaboración solidaria con entidades de bien público, brindar asistencia para elevar el nivel de vida de los vecinos, utilizando recursos provistos o propios.

Y, de la misma forma, ayudar a la municipalidad en cuanto al mantenimiento del perfecto estado de transitabilidad de las calles y propiciar su pavimentación, entre otras.


Comentarios


Una junta vecinal para el centro de Allen