Una libertad amenazada



ANÁLISIS

DANIEL DESSEIN (*) Desde Lima para “Río Negro”

Más de 400 editores se encuentran reunidos en Lima para evaluar las agresiones que ha recibido el periodismo este año en los países americanos. La Argentina tiene el triste privilegio de conformar el lote de casos más preocupantes. Cuba, México, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia completan la nómina de países en los que la libertad de prensa ha sido sistemáticamente atacada. Cuba, con un régimen que ha desterrado desde hace décadas la libertad de expresarse, y México, quebrando año a año las marcas de periodistas asesinados por el narcotráfico, presentan los panoramas más sombríos para el ejercicio del periodismo. En los otros cinco países la prensa independiente vive una situación similar. Los gobiernos intentan someterla a través de leyes que les permiten reconfigurar el mapa de los medios, persecuciones a través de organismos de control o jueces, agravios que cuestionan el rol de los periodistas y el uso de la pauta oficial como una herramienta de premio o castigo. En nuestro país, la mayoría de los medios ha sido teñido por un tinte oficialista financiado con recursos públicos. Hay periodistas que pueden juzgar críticamente la gestión gubernamental. Pero la libertad de prensa no tendrá plena vigencia mientras se siga atacando a los medios a través de los cuales ésta puede concretarse. (*) Vicepresidente regional de la SIP


Comentarios


Una libertad amenazada