“Una linda experiencia, pero quiero trabajar”

El maestro no vidente dio clases recuperatorias en Río Negro

#

Oscar Livera

Samuel López recibió su título de maestro en el 2009 en el Instituto de Formación docente de Centenario.

CINCO SALTOS (ACE).- Samuel López es docente primario no vidente recibido en 2009 y realizó su primera experiencia pedagógica el último trimestre de 2011 en dos escuelas rionegrinas como maestro recuperador, para reforzar a los alumnos que sin ayuda complementaria, repetirían el año. “Fue una linda experiencia porque desde que me recibí -salvo los dos años que hice residencia- no tenía experiencia áulica. Fue un primer tema coordinar con la compañera cuando había que aplicar algún contenido, pero luego las cosas se dieron normalmente”, dijo Samuel López. Desde que obtuvo su título en el IFD 9 de Centenario no pudo ejercer la docencia por la falta de una resolución de asistencia pedagógica complementaria, con la que se pudiera presentar en las asambleas de cargos en la provincia de Neuquén. Hizo planteos similares en Río Negro y logró del CPE una resolución para el nombramiento de una asistente pedagógica en la tarea de maestro recuperador de contenidos en tres escuelas de Cinco Saltos: la 63,188 y 291, de las cuales sólo alcanzó a trabajar en dos, ya que para cuando se efectivizó la disposición del CPE gestionada en julio, era octubre. “Teniamos chicos de cuarto a séptimo grado, trabajábamos más de dos horas y en actividades que nos daba el docente titular, no planificábamos”, aclaró Samuel. En su opinión, el único inconveniente fue el corto tiempo de implementación de la normativa para hacer un seguimiento de los chicos que necesitaban de ayuda para no repetir. Como gratificación, recordó la felicitación que recibieron él y la docente acompañante de algunos padres que vieron los avances de los niños y los cambios de actitud en el estudio. “Vino una mamá y nos dijo que por primera vez veía que su hijo agarraba las carpetas en la casa”, sonrió Samuel. El maestro dijo que buscará continuar en Río Negro como recuperador en escuelas primarias, lo que implica mantener la asignación de un ayudante pedagógico por su condición . “La idea es reunirme con el nuevo ministro de Río Negro y que siga el proyecto; al no haber antecedentes en el país de un maestro primario ciego es complejo, pero como cualquier docente que recibe su título quiero comenzar a trabajar; el título que me otorgaron en Neuquén debería venir con la resolución del CPE neuquino que iban a dictar como complementaria para lograr la estabilidad laboral, y eso es lo que necesito para trabajar”, finalizó.


Comentarios


“Una linda experiencia, pero quiero trabajar”