Una marca deportiva presenta una innovadora zapatilla para yoga y una aplicación de entrenador personal.





Diseños insólitos para hacer yoga

Productos que ofrecen amortiguación, estabilidad, climatización o durabilidad diseño para que las mujeres se sientan lindas mientras hacen deporte.

Son cada vez más las mujeres que deciden realizar activamente algún deporte. Un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) con financiación del Consejo Superior de Deportes (CSD) publicado en 2010 mostraba que el 31% de las mujeres reconocía practicar algún tipo de deporte frente al 27% que se confesaba deportista en 2000. La mujer se incorpora al deporte pero cada vez son más las que se niegan a conformarse con un chándal grueso, oscuro y sin gracia. Un mercado creciente y ávido de nuevos diseños que en muchos aspectos se mueve por las mismas coordenadas de cambio de temporada que la moda y no por criterios estrictamente de rendimiento deportivo. Cada nueva temporada toca cambiar de equipación, al menos, incorporar alguna prenda nueva. Y ahí entra la responsabilidad del departamento de diseño a la hora de innovar en formas, tejidos y colores para alimentar una vía de negocio creciente.

Son los deportistas de alto rendimiento los que demandaban una zapatilla de running que fuera como un calcetín. Los responsables de diseño se pusieron manos a la obra y así nació la Flyknit 1+, donde toda la parte superior está tejida con un solo hilo para evitar costuras y proporcionar la sensación de segunda piel. Una zapatilla en cuya realización se optimizan al máximo los materiales ya que no quedan retales. Y muy ligera: solo 160 gramos pero con una excelente amortiguación gracias a la tecnología Lunarlon patentada por Nike, muy buena sujeción y resistente como para correr maratones. Para mujer se presenta en negro, gris y rosa.

En el polo opuesto, las Nike Studio Wrap, un calzado específico para Pilates o yoga que combina la sensación de pie desnudo con la necesidad por motivos de higiene de ir calzada al gimnasio. Realizadas en neopreno, sencillas de poner, minimalistas, muy femeninas y, algo fundamental en los tiempos que corren, lavables en lavadora. El equipo de diseño, formado por mujeres jóvenes, tiene muy calados los comportamientos de muchas mujeres al ir al gimnasio. Saben que este tipo de actividades las demandan muchas más mujeres que hombre. Y que ellas actúan diferente que ellos frente al uso de vestuarios comunes. Las hay que prefieren ducharse tranquilamente en su casa, no mojarse el cabello para no arruinar un peinado y darse sus cremas reafirmantes o mascarillas alejadas de la vorágine de un vestuario. Para ellas se crea una cubrezapatilla a modo de bailarina para calzar sobre la de yoga al terminar la clase y salir disparada hacia el coche. O para llevar en el bolso a modo de rescate frente a unos tacones matadores.

La próxima temporada será, además, la de las Air Max 2013. La icónica zapatilla con la cámara de aire vista se reinventa en muchos colores y modelos, desde los específicos para running a los directamente destinados a un estilo más urbano.

El resto de la colección no se presenta sobre una pasarela sino sobre un lookbook de factura impecable firmado por los fotógrafos Santiago y Mauricio, colaboradores con Vogue, W o Dior. Las protagonistas no son modelos perfectas sino tres atletas reales: la futbolista Alex Morgan, Paola Espinosa, medalla de plata en salto de trampolín en los recientes Juegos Olímpicos de Londres y la mítica Allyson Felix, velocista con tres oros en Londres. El mensaje es claro: no hay que ser una mujer perfecta porque la naturaleza te ha hecho así sino tener una buena forma física practicando deporte. Y si en vez de sentirte como un saco te plantas unas mallas con dibujos psicodélicos que te hacen un trasero respingón es más probable que apetezca ponerse a sudar. Las endorfinas que produce el deporte se encargarán de enganchar para más días.

En exteriores, en el gimnasio o en casa. Porque en la vida frenética que nos toca vivir no siempre se saca tiempo para acudir al gimnasio y no queda otra que intentar tonificar el cuerpo a ratos en casa. Para cubrir esa necesidad Nike lanzó el pasado año Nike Training Club (NTC), una aplicación gratuita para iPod, iPhone y iPad que ejerce de entrenador personal y que incluye rutinas con las atletas profesionales Shawn Johnson, Jodie Williams y Leryn Franco. Con mensajes de aliento para no desfallecer en la lucha en solitario por mantener a raya el michelín y músicas para acompañar los ejercicios. El éxito en el mercado anglosajón ha sido tal que en primavera se lanza en castellano. Que nadie deje de hacer deporte por no saber inglés.

Fuente: El País


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una marca deportiva presenta una innovadora zapatilla para yoga y una aplicación de entrenador personal.