Una mujer que enfrentó al mundo




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Inés Carcamo es la vicepresidenta de la empresa de pasajeros 3 de Mayo, que desde hace muchos años tiene la concesión del transporte público de Bariloche. Con orgullo, expresa ser "nacida y criada junto al Nahuel Huapi", donde obtuvo un título de técnica en construcción. Enviudó hace 9 años, cuando sus hijas, Lilén y Clarita tenían 8 y 2 años, y tuvo que salir a enfrentar al mundo. A ganarse un lugar. Hace seis años que ocupa cargos directivos en la empresa, donde su marido fue socio.

Allí, sobre 213 personas, el 99 por ciento de los empleados y directivos son hombres. Ello motivó que en su vida, muchas cosas se hicieron cuesta arriba. Trabaja en la parte administrativa, comercial y también social, ya que por sus características, 3 de Mayo muchas veces debe cumplir una función solidaria.

-¿Sentís que tu tarea es más difícil por ser mujer?

-"Es muy difícil entrar a una empresa donde casi todos son varones. Pero yo debo agradecer a Dios y a mis compañeros, que siempre me respetaron y comprendieron. Yo empecé a trabajar desde muy chica, provengo de una familia humilde y siempre estuve del otro lado del mostrador. Por ello entiendo y comprendo a cada uno de mis empleados, pues yo fui cada uno de ellos. Sé de sus problemas y su forma de pensar, que es la mía. Yo no nací empresaria, por más que ocupe un lugar así en 3 de Mayo", aseguró ante "Río Negro".

Además de trabajar y llevar el sustento al hogar, tuvo que criar a sus dos hijas. "En esto, me ayudó muchísimo mi madre. Sin ella, no creo que eso hubiera sido posible, al menos de la manera en que pude llevar adelante a nuestra familia", dijo. "A mí me tocó hacer", y estoy orgullosa de haberlo afrontado. Además de su familia, tiene un particular apego por el deporte, en especial por el fútbol. Recuerda que se padre le enseñó que "uno tiene que querer a su club (es hincha de Boca Juniors), luego a su ciudad y así aprende a querer a su Nación".

Por su cargo, Inés no tiene horarios, por lo cual la crianza de las chicas se tornó más difícil. Como empresaria de un servicio público sostiene que "no sólo nos tenemos que ocupar de que el servicio sea bueno, sino que esta empresa tiene una carga social muy importante".

Inés se ocupa de la parte social de la empresa, que implica transportar niños en forma gratuita para que puedan realizar distintas actividades. "Permanentemente tenemos pedidos y a veces no damos abasto para atender la demanda".

Nota asociada: DíA INTERNACIONAL DE LA MUJER: Alcanzar la igualdad de derechos y oportunidades, el mayor desafío

Nota asociada: DíA INTERNACIONAL DE LA MUJER: Alcanzar la igualdad de derechos y oportunidades, el mayor desafío


Comentarios


Una mujer que enfrentó al mundo