Una multitud recordó a Fuentealba

El ministro de Educación Sileoni se refirió ayer en Allen al maestro.





Pasadas las 12.30 la columna caminó hacia la ruta sobre la avenida Argentina para volver sobre la misma vía y culminar en Casa de Gobierno.

NEUQUÉN y BUENOS AIRES (AN/Télam).- Cerca de diez mil personas se movilizaron ayer al cumplirse cinco años del asesinato del maestro Carlos Fuentealba. Una vez más el reclamo unificado fue la necesidad de juicio y castigo a todos los responsables materiales, políticos e ideológicos. A pesar de las divisiones internas que atraviesa ATEN la marcha por el aniversario del maestro fusilado a manos de un policía tuvo una amplia convocatoria incluyendo gremios, sindicatos, organizaciones sociales, partidos políticos y la sociedad en general.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, dijo ayer en Allen que “en esta Argentina que ha recobrado la memoria, la verdad y la justicia, también recordamos hoy la dolorosa muerte de Carlos Fuentealba”.

Un grupo de docentes y estudiantes se manifestó ayer por la tarde a metros de la Casa de Neuquén en Buenos Aires, para exigir “juicio y castigo a los responsables intelectuales del asesinato del docente

En Neuquén, las actividades comenzaron temprano en Arroyito sobre la ruta 22, lugar donde Fuentealba fue ultimado por el cabo Darío Poblete durante la represión de una protesta docente (ver recuadro). Cerca del mediodía las cuadras céntricas de Neuquén comenzaron a llenarse y pasadas las 12.30 la columna inició la tradicional marcha, que caminó hacia la ruta sobre la avenida Argentina para volver sobre la misma vía y culminar en Casa de Gobierno. Unas diez mil personas asistieron a la movilización, siendo una de las más numerosas en varios años. El secretario general de ATEN Capital, Daniel Huth y el de la CTA , Carlos Quintriqueo, fueron los oradores centrales, mientras que la conducción provincial de ATEN no hizo uso de la palabra. El secretario general, Hugo Papalardo, sufrió un episodio cardíaco el martes por la mañana y hasta ayer se encontraba internado y estable en el Policlínico Neuquén.

Quintriqueo llamó a la unidad de los trabajadores y Huth aseguró que esa unidad debe estar “basada en la decisión horizontal del conjunto de los trabajadores con nuestras asambleas de base como el primer estandarte”.

El dirigente adelantó que la semana próxima la Cámara de Apelaciones resolvería si acepta o no que se investigue al ex gobernador Jorge Sobisch en la causa Fuentealba II. “El mejor homenaje para Fuentealba es continuar con su lucha y pedir juicio y castigo a todos los responsables”, sostuvo. Sandra Rodríguez, viuda del maestro, no participó de ninguno de los actos de ayer.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una multitud recordó a Fuentealba