Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Una nueva droga para calmar el dolor pre y posquirúrgico 05-11-03



Se aprobó en la Argentina el uso de valdecoxib -y su prodroga, parecoxib-el primer antiinflamatorio COX-2 que se puede administrar tanto por vía inyectable como oral. Está indicado para el tratamiento del dolor agudo, particularmente pre y pos operatorio, ya que por su acción selectiva proporciona alta seguridad, produce menos efectos adversos gastrointestinales que los fármacos tradicionales, y no interfiere con el proceso de coagulación, esencial ante una cirugía.

"Muchos de nuestros pacientes, en el post-quirúrgico inmediato, no pueden tomar comprimidos, cápsulas ni gotas, no toleran la vía oral", explicó el doctor Alejandro G. Haidbauer, subjefe de la división Anestesiología del Hospital Alemán. "Por este motivo, se los debe medicar por vía intravenosa, y de hecho hasta el día de la fecha no disponíamos de un antiinflamatorio COX-2 selectivo que admitiera la posibilidad de uso inyectable o 'parenteral'".

La doctora Adriana Aiello, médica anestesióloga del Hospital General de Agudos "Dr. E. Tornú", explicó que "en la mayoría de los casos de dolor agudo, las drogas de elección son los antiinflamatorios no esteroides (AINES), sobre todo en los posoperatorios. Los AINES se dividen en tradicionales o convencionales y Coxibs o COX-2. En este tipo de medicamentos lo que le importa al médico es el margen de seguridad (que no aparezcan úlceras ni sangrados) y la potencia analgésica. Al haber un coxib que se puede administrar por vía endovenosa, podremos trabajar con un margen de seguridad totalmente distinto. Antes, al no haber coxibs inyectables, teníamos que usar AINES tradicionales, pero siempre está el fantasma de complicaciones gastrointestinales que pueden aparecer en alrededor del 25% de los casos".

Este es el primer caso en que salen al mercado dos drogas, valdecoxib (oral) y parecoxib (inyectable), bajo el mismo nombre comercial (ambas desarrolladas por Pfizer). La razón es que parecoxib es la 'prodroga' de valdecoxib: cuando se inyecta, el organismo la transforma en valdecoxib, la verdadera droga activa. El nuevo COX-2 está indicado para dolor agudo posquirúrgico (incluyendo cirugía dental), dolor e inflamación por artrosis y artritis, y dolores menstruales (dismenorrea). Su seguridad clínica se evaluó en más de 10.000 pacientes, entre los cuales de los que sufrían artritis más de 2.500 fueron tratados durante más de 6 meses, y más de 600 durante al menos un año.


Comentarios


Una nueva droga para calmar el dolor pre y posquirúrgico 05-11-03