Una pareja y sus tres hijas durmieron a la intemperie 17-5-03

VILLA REGINA (AVR).- Tan sólo unas pocas frazadas fueron el cobijo para un matrimonio y sus tres pequeñas hijas de dos, tres y siete años, que durmieron a la intemperie sobre la barda reginense, al no encontrar cobijo en las viviendas de sus familiares.

La complicada situación familiar dejó a las tres pequeñas padeciendo las bajas temperaturas -teniendo en cuenta que en la madrugada del viernes el termómetro marcó dos grados bajo cero en el centro reginense-, ante la decisión de sus padres de mantenerse unidos pese a los conflictos.

Si bien la policía intervino en el caso, no se inició ningún expediente para tratar de salvaguardar a las pequeñas.

En la mañana del viernes, y a partir del llamado de un vecino que los vio en el lugar, la familia fue trasladada a la comisaría Quinta, de donde se retiraron poco después con el objetivo de buscar un alojamiento y trabajo.

A los uniformados les anticiparon que no volverían a pasar la noche a la intemperie, y que en caso de no hallar una vivienda, la mujer y las tres hijas irían a la casa de la madre de ésta en Huergo, mientras que el hombre volvería a la casa de sus padres en el barrio Villa Antártida de Regina.

El matrimonio de Luis A. M, de 37 años, y Gilda U. C. de 31, junto a sus tres pequeñas hijas de dos, tres y siete años, fueron quienes pasaron la noche del jueves y madrugada del viernes en el cañadón al pie del monumento al Indio Comahue en la zona de bardas norte de Villa Regina.

La compleja situación se remonta a casi un año atrás, cuando la mujer se ausentó de la casa donde vivían en Huergo junto a sus hijas, aparentemente por haber sido golpeada por su esposo.

Ante esto y por no haber denuncia, la policía le gestionó un albergue en la Organización de Escuelas Parroquiales de Regina. En ese lugar estuvo por algunos días, hasta que volvió a Huergo para vivir con su madre, pero separada de su esposo.

La decisión de vivir juntos nuevamente, los llevó a que el jueves volvieran a encontrarse, y ante la imposibilidad de estar la pareja y sus hijas en la vivienda de la madre de la mujer en Huergo, determinaron pasar la noche a la intemperie hasta tanto encuentren una casa.


Comentarios


Una pareja y sus tres hijas durmieron a la intemperie 17-5-03