Una plaga está arrasando los olmos de la región 

Las hojas se vuelven transparentes y se secan. Aseguran que el año pasado no se hizo la cura.

NEUQUEN (AN).- La denominada "vaquita del olmo" está arrasando con gran parte de la forestación de las ciudades de la región. Se trata de una verdadera plaga que literalmente despoja de savia y clorofila a las hojas de los olmos que este año ya en diciembre sufrieron las consecuencias del ataque de la oruga.

En Neuquén y Cipolletti, por ejemplo, la mayoría de los olmos comunes y los denominados olmos "bolita" sufren las consecuencias de la plaga que en los últimos años se instaló en la región.

El director de Espacios Verdes de la municipalidad capitalina, Norberto Raffo criticó a la anterior gestión, que no realizó las curas necesarias.

El funcionario explicó que la mayor parte de los olmos comunes "está siendo atacado" por una plaga vulgarmente denominada "vaquita del olmo".

Raffo consideró que las plantas tendrían que haber sido curadas entre septiembre y noviembre del año pasado", la época natural del año cuando la "vaquita" (cuyo nombre científico es Xantho Galeruca Luteola) se transforma en adulta.

Como esto no ocurrió apenas comenzado el verano las plantas lucen como si el otoño se hubiera anticipado. Es que los árboles están enfermos, atacados por cientos de larvas que asoman sobre su corteza. La "vaquita del olmo" daña fundamentalmente las hojas de las plantas que a simple golpe de vista asoman marrones y perforadas.

"Esta plaga se alimenta de la parte de la hoja ubicada entre la nervadura y las deja transparentes, como secas", describió Raffo.

El funcionario informó que la única forma de controlar el ataque es curando "en septiembre" y luego "en noviembre", porque en ese período la vaquita del olmo pasa de ninfa a adulto.

Raffo recordó que cuando asumió en Espacios Verdes el daño en los olmos comunes "ya estaba hecho y no había forma de pararlo".

Y arremetió contra la anterior gestión porque el año pasado "no hizo las curaciones para atacar la plaga y los árboles están totalmente enfermos, con todas las hojas comidas".

En la región el problema se agrava porque todavía no se ha desarrollado un enemigo natural de la vaquita del olmo, como sí ocurrió en otros puntos del país. Raffo recordó que en 1977 la vaquita del olmo fue considerada plaga nacional.

El funcionario prometió que en la primavera las calles de la ciudad mostrarán sus árboles "cuidados y sanos" porque la comuna "va a hacer las curaciones en el tiempo que deben hacerse". No obstante, llamó a los vecinos a que opten por plantar fresnos, paraísos, plátanos en lugar de olmos.

Tras el arrasador avance de la plaga, la municipalidad está censando los daños que sufrieron los olmos (el único alimento de este tipo de larvas) para comenzar a diagramar el programa de curas.

El olmo fue durante años la planta predilecta por el vecino de esta capital para proveerse de sombra durante el verano.

Desde hace un tiempo atrás la municipalidad prohibió su colocación en la vía pública, ya que a medida que va creciendo sus raíces producen enormes trastornos.


Comentarios


Una plaga está arrasando los olmos de la región