Una profesión íntimamente ligada al entorno

Estos profesionales asumen ser responsables de la calidad de vida. En la esfera mundial, este día se celebra el primer lunes de octubre.

#

Cada cosa que los arquitectos hacen o dejan de hacer con sus obras repercute en la vida de las personas, la ciudad y en el medio ambiente urbanizado.

Durante algunos años se celebró el 1 de julio internacionalmente como el Día del Arquitecto, pero en julio de 1996, durante el Congreso de Arquitectura celebrado en Barcelona, la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) resolvió trasladar la celebración al primer lunes de octubre, en coincidencia con el Día del Hábitat.

Sin embargo, el 1 de julio fue rescatado por la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) como el Día del Arquitecto Argentino.

La UIA es una organización internacional no gubernamental, fundada en Lausanne (Suiza) en 1948, con la intención de unir a los arquitectos de todas las naciones, sin tener en cuenta su nacionalidad, raza o religión a partir de cada una de las federaciones profesionales.

Debe destacarse que la primera institución argentina que nucleó a estos profesionales fue la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) que cumplió 121 años en marzo último, y su origen fue gremial: básicamente la necesidad de contar con un arancel de honorarios, que se sancionó en 1886, año de su fundación.

En 1902 comenzó a funcionar la biblioteca, en 1904 se aprobó el primer reglamento de concursos, y en el mismo año empezó a publicarse la revista de la entidad. Con los años la SCA tuvo filiales en Córdoba, Mendoza y Santa Fe, antes de la sanción de las leyes de colegiación provinciales.

De la SCA surgieron los primeros consejeros del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), creado por ley en 1944: esta ley delegó en la Comisión Directiva de la SCA el llamado a elecciones para conformar el CPAU como entidad con funciones diferentes, y su sede fue la de la SCA hasta 1980.

Desde los tiempos en que se abría la Avenida de Mayo y Buenos Aires se transformaba en metrópolis, la SCA fue la entidad de agremiación voluntaria de los arquitectos argentinos, que tienen un rol "indiscu

tible como debatir experiencias y visiones que promuevan cambios basados en la conciencia de que pertenecen a una profesión, un oficio o un saber que construye espacios para la vida de las personas, con el propósito de fundar relaciones nuevas con quienes deciden, producen y consumen".

Opinó el arquitecto Mario Roberto Alvarez y dijo: "Hoy, como siempre, el arquitecto es responsable de la calidad de su entorno, su ciudad y su medio ambiente urbanizado, por lo que hace y deja de hacer. Es, además, ciudadano cómplice cuando guarda deliberado silencio al no advertir, documentada y técnicamente, a quienes nos gobiernan y están de paso procurando evitar los errores que cometen o cometerán. Por inercia, comodidad o inoperancia en este aspecto y otros, como arquitectos hemos perdido la autoridad y prestigio que teníamos, dejando que otros ocupen el lugar que nos corresponde ante la ciudadanía. Debemos actuar para recuperar la autoridad y el prestigio perdidos." La opinión de Clorindo Testa fue: "Hace poco estaba pensando en una rampa para bajar dos o tres niveles a un estacionamiento. También, desde ya, en una rampa para subir dos o tres niveles. En 1949, en el viaje de estudios de la Facultad, estuve en Viterbo, cerca de Roma. Tiene murallas y está construida en altura. Dentro de la muralla, cerca de la entrada, hay un gran pozo a cielo abierto, con rampas alrededor. Se bajan doce metros. Abajo, hay agua. Se baja y se sube por la misma rampa que se intercala con la que baja. Era para que los caballos tomaran agua cuando Viterbo estaba sitiada, 500 años atrás. Ser arquitecto hoy significa entonces lo mismo que 500 años atrás: estar en el año en que uno está, pero en vez de pensar en los caballos, en los autos".

 

 

Extractado del texto de proyecto parlamentario del Honorable Senado de la Nación para adherir al Día Internacional de la Arquitectura. Autor: Luis A. Falcó.


Comentarios


Una profesión íntimamente ligada al entorno