Una raza leal y violenta



NEUQUEN (AN).- Durante los últimos años, el Pitt Bull Terrier ha pasado a ser, junto a otras razas, como el dogo argentino y el Rottweiler, un perro de moda. Su valor de venta ronda los 350 pesos, cifra que no amedrenta a los compradores.

Sin embargo, y a pesar de su popularidad, el Pitt Bull Terrier no es un perro para cualquiera. Al menos eso es lo que afirma Carlos Mariano Díaz Lafourcade en el sitio digital de La Mascota (www.lamascota.com.ar). Allí, el experto recomienda "que el propietario sea una persona con experiencia cinófila y que tenga el físico suficiente para controlar en toda circunstancia al perro".

El Pitt Bull Terrier es una raza genéticamente modificada por criadores británicos a mitad del siglo XIX para optimizar la capacidad de lucha de sus antecesores: los Bull Terrier.

El vocablo inglés "Pitt" alude al lugar en el que selectos clubes británicos amantes de los perros celebraban combates caninos. Antes de que esta costumbre se extendiera por diversos lugares del mundo, los Pitt Bull eran utilizados para acorralar y matar a toros y a osos.

Díaz Lafourcade afirma que este perro es "muy noble y leal, pero en malas manos puede convertirse en un arma mortal, ya que con tal de complacer a su dueño es capaz de cualquier cosa".

Nota asociada: Un feroz Pitt Bull mordió a su dueña en el rostro  

Nota asociada: Un feroz Pitt Bull mordió a su dueña en el rostro  


Comentarios


Una raza leal y violenta