Una revocatoria, alivio entre todas las imputaciones



Por no encuadrar la figura imputada con el delito adjudicado, la Cámara revocó el segundo procesamiento contra Bombardieri por “exacciones”. No obstante se interpretó que “cabría reproche penal atento a sus obligaciones como funcionaria pública correspondiendo a la Fiscalía evaluarla y consecuentemente adecuar el hecho”.

Moldes le había imputado que al convocar a los abogados de varios agentes públicos para firmar los convenios de pagos por la devolución de descuentos salariales detuvo el trámite de determinados demandantes que tenían acreencias a su favor, exigiéndoles que se pagara o se acordara el pago a los abogados de la Fiscalía de Estado -entre los que estaba incluida- de una suma de dinero o bonos por honorarios que Bombardieri atribuía a otro juicio, iniciado por algunos de esos agentes que reclamaban la devolución.

Para los camaristas tal exigencia existió pero interpretaron que la funcionaria “no solicitó la entrega de una dádiva, único supuesto en que un reclamo para sí y no para el Estado encuadra dentro de la figura del artículo 266 del Código Procesal Penal”.


Comentarios


Una revocatoria, alivio entre todas las imputaciones