Una sátira muy real



SAN FRANCISCO (DPA).- El príncipe Carlos y su esposa Camilla asistieron a un musical en San Francisco, conocido por sus bromas subidas de tono y sus elementos satíricos. Entre otras cosas, aparece una actriz que parodia a París Hilton y un "Bill Clinton" adicto a las mujeres con un envase de Viagra.

La obra "Beach Blanket Babylon" fue especialmente adaptada para los dos invitados de honor en el público y contenía por lo tanto varias referencias a Gran Bretaña.

Así, al final de la representación se abrió un sombrero en forma de pastel del que salió un pequeño Palacio de Buckingham con Carlos y Camilla en la ventana. Pequeños soldados marcharon sobre el escenario, y en un momento se realizó la pregunta de si Camilla comparte con su marido su afición por las verduras orgánicas.


Comentarios


Una sátira muy real