Una situación similar, pero en la U11

NEUQUEN (AN).- Un interno alojado en la Unidad 11 intentó quitarse la vida ayer a la madrugada, presa de un estado de nerviosismo que según fuentes policiales tuvo su origen en problemas familiares.

El detenido, que fue identificado como Wálter Sánz, ocupa la celda 10 del pabellón 6. Minutos antes de la una de la mañana, los otros detenidos pidieron ayuda a los gritos y cuando llegó personal policial encontró un cuadro dramático: el joven había intentado colgarse utilizando una soga que nadie sabe explicar de dónde salió. Otras fuentes mencionaron que había fabricado una con trozos de ropa.

El médico policial verificó que estaba fuera de peligro, aunque presentaba una herida superficial en el cuello: la marca de la cuerda con la que había querido ahorcarse.

Después de comprobar cuál era su estado de salud, lo regresaron a la celda. Las fuentes policiales consultadas indicaron que Sánz era preso de un estado nervioso importante, que se encuentra bajo medicación y que estaría atravesando problemas familiares.

Sánz es uno de los internos que presentó un recurso de hábeas corpus y denunció los problemas internos de la cárcel ubicada en el Parque Industrial.

Un día antes de que ocurriera este incidente, los alojados en el pabellón 6 habían destruido una de las cámaras del circuito cerrado de video con el cual se monitorean sus movimientos desde una central operativa.


Comentarios


Una situación similar, pero en la U11