Una sonda se posará en un cometa





DARMSTADT, Alemania (AP) _ Un cohete europeo despegó ayer llevando una sonda que se posará sobre un cometa, a fin de examinarlo y buscar si tiene pistas sobre los orígenes del sistema solar.

La sonda Rosetta tardará 10 años en llegar al cometa 67P/Churymov-Gerasimenko, y entonces soltará una sonda que se posará sobre él.

El cohete Ariane-5 despegó desde Kourou, Guyana Francesa. Unas dos horas después, alcanzó los límites de la atmósfera terrestre y se desintegró, dejando en órbita a la nave.

"Hemos recibido la primera comunicación desde la nave, lo cual significa que está en buen estado hasta el momento. Todo parece ir bien", señaló Gaele Winters, director de respaldo operativo y técnico de la Agencia Espacial Europea, desde el control de la misión en Alemania.

Las autoridades del programa espacial europeo celebraron con champaña por el éxito del despegue después que Rosetta salió fuera de la órbita terrestre, acelerando a casi 40.000 kilómetros por hora.

Los científicos esperan que la misión revele información sobre el origen del sol y de los planetas del sistema solar, en vista que los cometas constituyen los objetos más primitivos del sistema -al haberse formado cuando éste aún estaba muy nuevo, hace más de 4.600 millones de años. Se cree que los cometas contienen materia congelada restante desde la formación del sol y de los planetas.

En vista que varios cometas chocaron contra la Tierra en la época que siguió a la formación del sistema solar, los científicos conjeturan que podrían haber traído algunos de los elementos para la creación de vida, tales como el agua y materias orgánicas.

El cometa 67P/Churymov-Gerasimenko, que fue descubierto por dos astrónomos soviéticos en 1969, tiene sólo de 3 a 5 kilómetros de diámetro y su gravedad es tan ligera que Rosetta tendrá que usar un arpón y púas para asegurarse sobre su superficie.


Comentarios


Una sonda se posará en un cometa