Una sorpresa llamada Toronto

Logró el título de su división y está en play offs. Herrmann hizo 15 y su equipo cayó.




Tuvieron un gran arranque, se mantuvieron y cuando muchos esperaban el bajón, ingresaron a los play offs. Ayer a la madrugada, la hicieron completa porque se quedaron con el título en la división del Atlántico, en el Este. Son los Raptors, canadienses que "metieron la cola" en Estados Unidos.

Chris Bosh tuvo 23 puntos y 13 rebotes para cosechar dos dígitos en dos estadísticas por sexta ocasión consecutiva y con ello ayudó a Toronto a derrotar 94-85 a los 76ers.

"Este es el comienzo. Uno visita muchos estadios en los que hay banderines para conmemorar los títulos divisionales. Si intentamos generar una cultura de triunfadores, estos jugadores tienen que ver los frutos de su trabajo. Esto es muy importante'', dijo el DT Sam Mitchell.

Los Raptors, que amarraron ya su primer boleto para la postemporada desde el 2002, ganaron la división cuando los Bulls vencieron el viernes por 105-74 a los Nets de Nueva Jersey.

Es la primera vez que un equipo canadiense gana su división. Toronto también mantuvo su pequeña ventaja sobre Miami en la lucha por el tercer lugar del Este, lo cual llevaría a los Raptors a un encuentro de primera ronda con Washington.

Anthony Parker, Juan Dixon y T.J. Ford agregaron 12 puntos

cada uno para los Raptors. Andre Iguodala anotó 20 puntos y Samuel Dalembert agregó 15 para los Sixers.

Indiana doblegó 112-102 a Charlotte, a pesar de la buena producción de Walter Herrmann. El santafesino jugó 33 minutos y convirtió 15 puntos (5-10 en dobles, 1-4 en triples y 2-2 en libres), además acumuló tres rebotes, una asistencia, un robo y una tapa. Danny Granger fue el goleador de Indiana con 32.

Otros resultados: New York 94 Minnesota 99, Washington 94 Cleveland 99, New Orleans 95 Phoenix 103, Seattle 109 Los Angeles Lakers 112, Atlanta 115 Milwaukee 102, Boston 85 Miami 88, Memphis 104 Golden State 116, Houston 78 Portland 85, Sacramento 107 Utah 103 y Denver 75 Dallas 71.


Comentarios


Una sorpresa llamada Toronto