Una tarde agobiante aplacada por la lluvia  

La humedad y el calor hicieron del Valle una brasa hasta la tormenta eléctrica del atardecer



Agobiante. La tarde de ayer se tornó insoportable, con una máxima que superó los 36º C en el Alto Valle. Los paradores sobre el río, como también los clubes y hasta los canales de riego desbordaron de desesperados en busca de algo fresco. Sólo hubo alivio sobre las 20,30, cuando comenzó una fuerte tormenta eléctrica.

Y mientras unos disfrutaban del tiempo libre en cada rincón donde asomaba una sombra y un espejo de agua, fue difícil sobrellevar el día para quienes en cambio debieron cumplir con sus tareas habituales. Taxistas, comerciantes, vendedores ambulantes, sufrieron por litros el exceso de calor. Es que si bien el termómetro “oficial” del Servicio Meteorológico Nacional marcó en Neuquén una máxima de 36,4ºC, la humedad que trepó al 30 por ciento y el viento del noroeste llevó la sensación térmica unos grados por encima.

La temperatura máxima en Viedma fue de 35º 1 y se registró a las 15,10. La alta temperatura se mantuvo durante toda la jornada pero el viento del sector noroeste a 43 kilómetros por hora no permitió disfrutar plenamente de la playa. (Ver aparte)

En tanto en el Valle Medio, la máxima de 35ºC se registró a las 17, con un promedio diario de 31º C. Al viento y la nubosidad le siguió una terrible tormenta que se abatió pasadas las 22. En la madrugada de ayer había pasado ya una tormenta.

En todos los puntos, de este a oeste, la sensación de agobio fue insoportable. Los sistemas de aire acondicionado funcionaron a pleno y hubo más de uno que se decidió por averiguar el costo de los aparatos, aunque más no sea ventiladores.

En la noche del miércoles el SMN había difundido un alerta meteorológico para el centro y este de Río Negro y norte de Neuquén, pero no se produjeron granizadas ni otros fenómenos. Sí tormentas eléctricas como la de Choele Choel, Roca, Neuquén y Cinco Saltos. (AV, AVM y AR) 


Comentarios


Una tarde agobiante aplacada por la lluvia