“Una traba frente a una decisión personal”

Para la diputada provincial Marta Milesi, uno de los motivos por los que se burocratizó el acceso de la población a las prácticas anticonceptivas de ligadura de trompas y vasectomía tiene que ver con la persistencia de un modelo hegemónico que entra en contradicción con otro más participativo que establece la ley. Consultada por “Río Negro” sobre las modificaciones que analizan los diputados a la legislación sobre salud reproductiva y sexualidad humana, anunció que la comisión de Asuntos Sociales aprobó semanas atrás, por unanimidad, quitar el condicionante que establecía el abordaje interdisciplinario. Aseguró que lo que tenía como objetivo brindar información a la mujer o al varón sobre los alcances de una práctica anticonceptiva definitiva terminó siendo “una traba frente a una decisión que debe ser personal”. “En vez de informar y asesorar terminamos haciéndonos dueños de la decisión de las personas”, reconoció la autora de la ley y también de las modificaciones que deberán ser aprobadas en el recinto para que puedan entrar en vigencia. No obstante todavía los cambios tienen un buen trecho por caminar, ya que el proyecto debe pasar a la Comisión de Asuntos Constitucionales y recién después al recinto de la Legislatura. “Al estar la legislación no pueden negarse pero entran a jugar cuestiones contradictorias relacionadas con el modelo participativo, que es el espíritu de la ley, y el modelo hegemónico del médico”, destacó, como uno de los aspectos que anarquizaron las prácticas en los hospitales. Más allá de estos condicionantes, Milesi ratificó que la ley se cumple en todos los centros asistenciales públicos rionegrinos y que significó un avance en el acceso de las mujeres y varones a los métodos anticonceptivos en forma gratuita. Reconoció que “todavía son más mujeres las que toman la decisión. Sobre un total de 100 los varones sólo representan un 30%”, graficó. (AC)


Comentarios


“Una traba frente a una decisión personal”