Una tragicomedia judicial en la India

Condenados a muerte olvidados y verdugos en paro.



NUEVA DELHI (DPA) - Un hombre ha pasado 14 años en la celda de los condenados a muerte en la India, simplemente porque las autoridades se olvidaron de ajusticiarlo, reportó la prensa en Nueva Delhi. Dhananjay Chatterjee fue arrestado en marzo de 1990 por violación y asesinato de una chica de 18 años en la ciudad de Calcuta, y condenado a muerte en la horca. Era el guardia de seguridad en el edificio en que vivía su víctima.

La Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia y el presidente rechazó una petición de clemencia, pero Chatterjee no fue colgado jamás, dice el "Indian Express".

El gobierno del Estado de Bengala Occidental desempolvó el caso en noviembre pasado, cuando funcionarios judiciales se pusieron a revisar viejos legajos. "Hay algo terriblemente mal en el sistema. ¿Cómo se explica esta inercia?", se pregunta el fiscal jefe, Qazi Mohammad Saifullah.

Nisith Adhikary, ministro de Justicia del Estado, dijo que la demora se debió a los miles de casos pendientes en varios tribunales. "¿Por qué quiere usted que seamos celosos, vigilando la vida de un hombre?", dijo.

Tras el asesinato, los padres de la chica se mudaron al otro lado del país, a la ciudad occidental de Bombay. Su padre, Nagar Das Parekh, dijo: "Me he enterado de lo de la ejecución. No entiendo cómo pudo demorarse tanto tiempo".

Chatterjee, ahora de más de 40 años, elevó rápidamente otra petición de clemencia a la Corte Suprema del Estado, pero ésta fue recientemente rechazada, allanando la vía para que lo ejecuten de una vez por todas.

El inspector General de Prisiones, Joydev Chakraborty, dijo que el ahorcamiento del condenado no tardará ahora demasiado. Sólo hay un problema: el verdugo Nata Mullick, que ejecutó una pena de muerte por última vez hace 12 años, dice ahora que no ahorcará a Chatterjee a menos que le suban el sueldo.


Comentarios


Una tragicomedia judicial en la India