Una ventana en el corazón de la ira

Un filme diferente en la carrera de Kevin Costner es "The Upside of Anger", una comedia independiente de Mike Binder en la que indaga sobre la ira en el mundo femenino.



NUEVA YORK (DPA).- Durante el último Festival de Cine de Sundance, “The Upside of Anger” dio que hablar no sólo por significar el regreso a la pantalla de Kevin Costner, sino porque el filme representa un punto de partida para su director Mike Binder.

Esta es la primera película que Binder realiza de forma independiente, sin apoyo financiero de un estudio. Cuando los ejecutivos de Hollywood le pidieron que buscara a una actriz más taquillera (el director había elegido a Joan Allen), Binder decidió recaudar los 12 millones del costo del rodaje por otros medios.

Binder escribió el rol protagónico de su película con Allen en mente, a quien conoció durante la filmación de “The Contender”. A Costner también lo conocía hace más de 15 años (el cineasta es además actor).

Evidentemente, el contenido y calidad del guión escrito por Binder fue el mayor atractivo para los dos protagonistas.

Ante la falta de buenos guiones en Hollywood, cada vez son más los artistas que prefieren cobrar menos dinero pero participar en el rodaje de producciones independientes, con cineastas talentosos que se alejan de la visión puramente comercial del cine.

En el filme de Binder, Allen interpreta a Terry Wolfmeyer, una esposa y madre de cuatro hijas cuya vida toma una dirección inesperada después de que su marido la abandona sin dar explicaciones.

Ante su desesperación y dolor, Terry encuentra consuelo en la bebida. Las cosas cambian cuando conoce a su vecino Denny (Costner), un ex jugador de béisbol que vive de glorias pasadas y comparte su gusto por el alcohol.

Con el tiempo, la dinámica de la familia toma un rumbo diferente, con Denny asumiendo un rol más bien de padre sustituto mientras las cuatro hijas tratan de lidiar no sólo con la nueva relación romántica de su madre sino con las propias.

Divertida pero al mismo tiempo amarga, “Upside of Anger” busca analizar el impacto de la “ira” que Terry no logra controlar en el resto de su familia y su entorno.

“Nunca antes había filmado una comedia”, dijo al diario “New York Times” Allen, nominada en tres ocasiones al premio Oscar. “Por eso, antes de terminar el rodaje de 'The Contender', le pedí a Mike que me tuviera en cuenta si escribía una comedia”, recordó.

Allen calificó a su personaje de “sumamente interesante”. “Es un papel muy difícil de escribir. La actitud de nuestra sociedad en relación a la mujer y la ira es muy represiva, una es o una loca o una enferma”, afirmó la actriz.

Pero gracias al talento de Allen, Terry no es ni una cosa ni la otra. La actriz interpreta la ira como un instrumento con diferentes sonidos. La mujer que ella y Binder crean no es un monstruo, sino su

mamente humana, llena de miedos y contradicciones.

Binder, que también actúa en el filme como un hombre que seduce a una de las hijas de 18 años, confiesa que siente cierta fascinación por las historias de fracasos matrimoniales.

Incluso, su próximo proyecto, “Man about town”, con Ben Affleck y Rebecca Romijn-Stamos, también trata sobre la infidelidad y los problemas en un matrimonio.

Hasta el momento, Binder había experimentado con este tipo de historias desde la comedia, sin profundizar demasiado en los verdaderos retos a los que se enfrentan hombres y mujeres en una relación.

En “Upside of Anger” Binder encara el tema desde un ángulo diferente, además de escribir cinco roles femeninos realistas y creíbles. El director refleja con habilidad los sentimientos y la furia que provoca en una mujer la idea de que su marido posiblemente la abandonó por alguien más joven que ella.

Comparado en ocasiones a Woody Allen, con el ángulo más sexual, Binder logra explotar el talento de sus actrices y al mismo tiempo permite que Costner deje su marca en este universo femenino. Su actuación fue calificada por la crítica como una de las mejores de su carrera.

La perspectiva masculina de Binder está reflejada en el personaje de Denny, un hombre acostumbrado a desenvolverse en un mundo lleno de testosterona, hasta que conoce a Terry y se siente atraído por su universo femenino.

Esta no es la primera vez que Costner interpreta a un jugador de béisbol (“La bella y el campeón” y “El campo de los sueños). Pero en “Upside of Anger”, el actor aprovecha la oportunidad de mostrar un aspecto diferente de su talento, desconocido por la audiencia.

Kevin Costner se mueve con gran comodidad en la piel de Denny y demuestra que aún cuenta con el atractivo que lo lanzó a la fama, pero no abusa de él en la pantalla.

Al igual que Allen, el actor se sintió atraído por la posibilidad de encarnar un personaje diferente, en un género que no había incursionado en el pasado.

Finalmente, el elenco del filme es completado por cuatro jóvenes actrices, en los roles de las hijas de Terry. Ellas son Alicia Witt (Hadley, la hija mayor que culpa a la madre de la partida del padre), Keri Russell (Emily, que se opone a la adicción a la bebida de su madre), Erika Christensen (Andy) y Evan Rachel Wood (Popeye, la hija menor que también oficia de narradora del filme).


Comentarios


Una ventana en el corazón de la ira