Una victoria por decreto

<b>Ganaba Massa, pero el equipo Ferrari lo obligó a levantar para que Alonso pudiera volver al triunfo.</b>



1
#

&amp;lt;b&amp;gt;El español Fernando Alonso se benefició porque el brasileño Felipe Massa lo dejó pasar en el cierre del Gran Premio de Alemania y volvió a la victoria con Ferrari.&amp;lt;/b&amp;gt;

2
#

AP(Foto: &lt;b&gt;No hubo motivos para festejar en el podio después de lo que pasó.&lt;/b&gt; )

AP

La espera fue dura. Durísima. Pero valió la pena. Sí, porque Ferrari volvió a festejar en la Fórmula 1 después de diez prueba y lo hizo con un contundente “1-2” en el Gran Premio de Alemania disputado en Hockenheim.

El español Fernando Alonso, quien había conseguido la anterior victoria a principios del Mundial en Bahrein, lideró el doblete que completó el brasileño Felipe Massa.

La supremacía de los autos de la Scuderia fue total. En la largada Massa movió mejor que su compañero, quien fue apretado por Sebastian Vettel y se puso al frente del pelotón.

El “1-2” rojo se mantuvo firme, más allá de los cambios en la clasificación producidos por las detenciones en boxes.

En la parte final al brasileño le avisaron que su compañero era más veloz y no le quedó otra que dejar la punta.

“Fernando es más rápido que tú. Lo siento...”, puedo escuchar le mundo. Las palabras del pit wall fueron corroboradas con los tiempos de vuelta en los que Massa era un poco más de un segundo más lento que Alonso. (Ver recuadro).

Ni bien el español tomó la punta metió varios récords de vuelta demostrando así que, efectivamente, tenía un mejor auto. Massa, en tanto, tuvo que bancarse la presión de Vettel. Las últimas vueltas fueron a todo o nada, pero el paulistano pudo cruzar la meta delante del germano y así se cerró un fin de semana ideal para Ferrari. Lejos de la lucha por le podio llegaron los ingleses Lewis Hamilton, sigue liderando el Mundial, y Jenson Button, con los McLaren.

Otro que no tuvo todas las luces fue el australiano Mark Webber, el que apenas pudo llegar sexto después de su polémica victoria en Silverstone, cuando aseguró que “no estaba nada mal para un número dos”.

Los fanáticos alemanes se quedaron con las ganas de ver ganar a uno de los pilotos locales, pero al menos tuvieron el premio del podio de Vettel, quien se dio el gusto de relegar a su compañero de equipo Webber, al que ahora igualó en el tercer lugar en el Mundial.

Mientras, Nico Rosberg y Michael Schumacher, los integrantes del equipo Mercedes, llegaron en el “top ten”, aunque muy lejos de los de adelante y el equipo tendrá que seguir trabajando para pegar un salto de calidad.

También fue bueno lo de Renault, que colocó sexto al polaco Robert Kubica y décimo al ruso Vitaly Petrov.


Comentarios


Una victoria por decreto