Una visión conspirativa

Su desconfianza es tan grande que no cree en el accidente de LAPA





BUENOS AIRES – Para quien estuvo al lado del presidente de la República hasta que fue expulsada de la quinta presidencial de Olivos, Argentina tiene el rostro de una conspiración permanente, tierra de casos nunca resueltos.

Por ello, no sorprende Zulema Yoma cuando afirma: «Hay que investigar la tragedia de Aeroparque, no se puede decir que fue un accidente, y descartar de plano el sabotaje o un atentado».

– En los casos de Cabezas, de la AMIA o el de su hijo, puede pensarse en un móvil, pero en la caída del avión de LAPA… ¿qué la lleva a pensar así?, reaccionó «Río Negro».

– Hay muchos intereses económicos en juego, no hay que descartar nada.

Zulema vive en un estado permanente de sospecha del que no se salva nadie.

La ex primera dama también es cautelosa sobre otros aspectos del nombre de su hijo, por ejemplo de la fundación «Carlitos Menem Jr».

«No quiero que se juegue con su nombre, todavía me llama gente para hacer una donación pero la voy a sacar de funcionamiento porque temo los manejos hagan con el dinero», señala.

Zulema dice que hay donaciones por 300.000 dólares «que vamos a ver que destino solidario se le asigna».

Teléfonos pinchados

Antes del final de la charla, tras un sabroso «off de record», Zulema cuenta que está «controlada», que tiene «pinchados» todos los teléfonos y que hay micrófonos por todos lados.

«Incluso toda esta conversación se está grabando», sostiene.

El cronista ha empalidece, comienza a repensar cada una de sus palabras. Igual ya es tarde.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una visión conspirativa