Una Yarará mordió a un nene en Luis Beltrán




Un nene de 12 años de la zona rural de Luis Beltran se encuentra internado en General Roca tras haber sido mordido por una serpiente Yarará. Primero fue atendido en el hospital de Choele Choel donde se le colocaron dos ampollas de suero antiofídico. De todos modos al empeorar su estado de salud tuvo que ser derivado. El hecho sucedió ayer lunes el mediodía.

El testimonio del papá del nene

Néstor Peñalba tiene 44 años y está en la clínica privada acompañando a su hijo Máximo que anoche luego de que una víbora lo mordió. Era empleado a de un galpón pero hace unos meses empezó a trabajar en un campo a 70 kilómetros de Beltrán. Como está separado, cuando está con él su hijo lo acompaña.

Ayer, a las tres de la tarde le estaba dando de comer a las vacas cuando el nene vio la víbora, la fue a tocar con un palo, y el animal saltó y le mordió el dedo medio de la mano izquierda.

Estaban solos y sin movilidad, así que tuvieron que esperar una hora en el campo hasta que llegó el patrón y los llevó al hospital de Luis Beltrán. De ahí lo derivaron al de Choele Choel y más tarde a una clínica privada en Roca a donde llegó anoche a las 23.

Máximo está estabilizado y en minutos era trasladado a una sala común.

Néstor había matado a la víbora con un palo y la dejó en el hospital de Choele donde la mandarán a analizar y después le informarán a qué especie pertenece.

¿Qué hacer ante la picadura de una serpiente venenosa?

Especialistas recomiendan no hacer ninguna maniobra ya que se puede agravar el daño que ya produjo el animal y explican que son tres los niveles de daño a la salud que puede ocasionar la picadura de un ofidio venenoso.

Por lo general, en primer lugar, el mayor daño está relacionado con la posibilidad de que inocule su veneno; en segundo lugar, está todo lo que las personas hacen ante el susto de ser mordido y que a veces agrava el daño que ha producido el animal en sí mismo; y tercero, puede haber una infección secundaria por las bacterias que tiene la serpiente en la boca o por gérmenes que tiene la propia persona en la piel e ingresan al organismo al haber una herida.

También te puede interesar: De acuerdo a un estudio realizado en Neuquén, los trabajadores de las zonas rurales fueron los más afectados por mordeduras y picaduras en los últimos diez años.

Está contraindicado realizar torniquetes, succiones o cortes en la zona de la herida. No se deben hacer porque agrava más el daño, ya que al reducir o cortar la circulación de la sangre puede conducir a una gangrena.

Lo mejor en estos casos es descomprimir todo lo que puede estar comprimiendo la zona y lavar con agua y jabón la herida; pero lo más importante es trasladar al paciente al centro médico más cercano.


Comentarios


Una Yarará mordió a un nene en Luis Beltrán