Unánime rechazo por "escrache" a Rossi

ROSARIO (DyN).- Referentes opositores coincidieron ayer en rechazar las agresiones de ruralistas santafesinos contra el legislador y candidato a diputado por Santa Fe, el kirchnerista Agustín Rossi en la ciudad de Reconquista, al calificar el hecho como "lamentable" y fruto de la "intolerancia" , mientras el propio afectado calificó el hecho como "agresiones cobardes por pensar distinto".

El jefe del bloque de diputados oficialistas señaló que "lamento lo ocurrido profundamente y los que tenemos un poco historia y conciencia política, sabemos que la violencia es una puerta que se abre con facilidad y que después cuesta mucho cerrarla", sentenció.

Rossi fue atacado el viernes a la noche con huevazos y agresiones contra su vehículo por unos 15 ruralistas procedentes de Malabrigo, cuando se retiraba de un encuentro con intendentes y algunos productores autoconvocados. El 2 de febrero, el legislador y su hermano Alejandro ya habían sido víctimas de ataques.

Un día después del nuevo episodio, Rossi sostuvo: "Son agresiones cobardes por pensar distinto. La provincia es absolutamente de todos, yo tengo tanto derecho como cualquier santafesino a caminar por la provincia y lo único que he hecho es pensar distinto".

En tanto, los candidatos a diputados por el Acuerdo Cívico y Social Ricardo Alfonsín y por Unión Pro Francisco De Narváez, y el legislador macrista Esteban Bullrich se pronunciaron contra de las agresiones contra Rossi.

De Narváez sostuvo que "nadie está de acuerdo con este tipo de violencia en la Argentina; la política es para debatir ideas y confrontar proyectos". "Repudiamos fuertemente este tipo de actitudes, no lo avalamos de ninguna manera y esperamos que la campaña se establezca en el marco del intercambio de ideas", agregó.

Para Alfonsín, el hecho "es lamentable" y aseguró de los atacantes: "Regresan de la tumba, y el gobierno ha hecho bastante para eso, cuestiones como la intolerancia, la confrontación y la división entre los argentinos". Por su parte, Bullrich aseguró que ese tipo de acciones "no colabora para abrir el diálogo". "Entendemos el enojo de los ruralistas por la política agropecuaria de este Gobierno, pero nada justifica la agresión a quien piensa distinto", enfatizó el diputado por Recrear. Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, consideró que "los escraches no están bien, sinceramente; creo que no es un procedimiento entrar en una escalada de escraches (ni que) favorezca a la convivencia ni a nuestro sistema, pero también creo que son consecuencia lógica de algo que se ha sembrado durante tanto tiempo".


Comentarios


Unánime rechazo por «escrache» a Rossi