Unos 98 árabes son investigados en Paraguay

Estados Unidos quiere saber si tramitaron papeles en ese país.



Una lista que incluye a 98 ciudadanos de origen árabe fue enviada por Estados Unidos a las autoridades paraguayas para investigar si tramitaron documentación local, entre ellos el conocido Osama Bin Laden, dijo ayer el diario El Popular.

Una fuente de la Cancillería, que prefirió el anonimato, dijo sin embargo desconocer la existencia de esa lista, aunque no descartó que pueda haber llegado por conductos que manejan las autoridades policiales.

“Probablemente se trate de una lista que fue enviada a todos los países y no específicamente el Paraguay”, señaló.

Días atrás, el jefe de la Policía Nacional del Paraguay, comisario general Blas Chamorro, dijo que el FBI solicitó un alerta general pero no formuló indicación específica alguna sobre determinadas personas.

Sin embargo, el diario El Popular publicó ayer una lista de 98 personas de nombres árabes que están siendo presuntamente investigadas en Paraguay a pedido de los norteamericanos para constatar si no fue emitida alguna vez documentación a nombre de las mismas, según expresa.

En el lugar número 73 figura el nombre de Usama Bin Laden y en el 74 el de Osama Bin Laden, el buscado millonario saudita presuntamente escondido en Afganistán y principal sospechoso de haber ordenado los atentados en Nueva York y Washington.

Por otro lado, en la permeable “Tres Fronteras” (Argentina, Brasil y Paraguay), donde está ubicada Ciudad del Este, al este de Asunción, trabajan en forma permanente unos 1.500 árabes y palestinos y otros miles más se desplazan diariamente por la zona.

Las autoridades policiales admiten habitualmente que en Ciudad del Este existen “células dormidas” vinculadas con elementos fundamentalistas islámicos, que son mantenidos en observación, lo que nuevamente fue confirmado esta semana por el ministro del interior, Julio Fanego.

La Triple Frontera es una zona por donde diariamente circulan decenas de miles de personas sin mucho control, por lo que suele merecer la preocupación de las autoridades norteamericanas y de otros países.

Por otra parte, se supo ayer que Interpol argentina interceptó en un mes en el aeropuerto de Puerto Iguazú a por lo menos 20 extranjeros con pedido de captura internacional .

El límite tripartito entre Argentina, Paraguay y Brasil tiene controles terrestres y aéreos reforzados desde esta última semana, porque se lo considera un enclave de células “dormidas” del terrorismo fundamentalista islámico y es uno de los puntos que el FBI tiene en la mira.

Por otra parte, la delegación en Argentina del FBI envió a la dirección de Terrorismo local un escrito donde solicitó su colaboración en más de una decena de trámites -que se hacen en el país- relacionados a los ataques terroristas en Estados Unidos.

“Es normal que Argentina esté en su línea de investigación, acá hubo dos atentados antijudíos y con una conexión local que ellos creen que todavía está activa”. Los pedidos abarcan desde ayuda para localizar a un copiloto interrogado el jueves en un hotel porteño, hasta colaboración en el traslado a EE.UU. de un hombre que aseguró reconocer por televisión a un activista árabe entre los socorristas de las derrumbadas Torres . (ANSA)

Apresaron a 20 personas en Puerto Iguazú

Interpol argentina interceptó en un mes en el aeropuerto de la ciudad misionera de Puerto Iguazú a por lo menos 20 extranjeros con pedido de captura internacional por delitos desde contrabando a terrorismo y que intentaban entrar al país en esa zona de la Triple Frontera, ahora con controles reforzados tras los atentados a EE.UU.

“En sólo un mes, hubo unas 20 detenciones a cargo de Interpol de personas que llegaban al aeropuerto para abordar vuelos de cabotaje al interior argentino y allí se detectaban sus pedidos de captura. Antes, habían sorteado los controles terrestres”, reveló una alta fuente de la Dirección General de Terrorismo Internacional y Delitos Complejos de la Policía Federal.

El límite tripartito entre Argentina, Paraguay y Brasil tiene controles terrestres y aéreos reforzados desde esta última semana, porque se lo considera un enclave de células “dormidas” del terrorismo fundamentalista islámico y es uno de los puntos que el FBI tiene en la mira.

Entre los detenidos por Interpol hay ciudadanos de países islámicos que tenían órdenes de captura emitidas desde distintos países por actos de terrorismo o por estar sospechados de integrar células fundamentalistas, precisaron las fuentes. También había buscados por falsificación de documentos, contrabando y homicidio.

Desde hace dos meses, funciona en Puerto Iguazú una delegación de Terrorismo Internacional, que realiza inteligencia para prevenir el ingreso al país de fundamentalistas islámicos.

Comunidad espera no ser discriminada

Desde México hasta Argentina, los árabes y sus descendientes radicados en Latinoamérica esperan que los ataques en EE.UU. no den lugar a la segregación, dijo una alta autoridad de esta comunidad que agrupa a unos 18 millones de personas.

“Condenamos los salvajes atentados que ha sufrido los Estados Unidos y pedimos que se proceda como está procediendo el gobierno estadounidense de no adjudicar culpabilidades a priori”, dijo a Reuters Horacio Munir Haddad, presidente de la Federación Arabe Americana (Fearab).

“Estados Unidos tiene antecedentes en este campo, como en el caso de Oklahoma, donde se adjudicaron responsabilidades que no resultaron ciertas”, añadió, en alusión al ataque con bomba en 1995 a una oficina federal, que fue inicialmente adjudicado a una organización árabe islámica y luego se descubrió que el autor fue estadounidense.

“Esperemos que estos lamentables y condenables acontecimientos no sean pretexto para el inicio de una campaña de segregación”, sostuvo.

El presidente estadounidense, George W. Bush, calificó los ataques como parte de “una guerra” que le ha sido declarada a su país, mientras que el secretario de Estado, Colin Powell, aclaró que el extremista islámico Osama Bin Laden es uno de los principales sospechosos de los ataques.

En tanto, líderes religiosos y de gobiernos de estados árabes se pronunciaron en defensa del Islam, tras reacciones negativas contra musulmanes y árabes por los atentados contra Estados Unidos.

“En el mundo árabe se practican tres religiones: islámica, cristiana y judía… pero hay países no árabes que practican la religión musulmana, ese es el mundo islámico”, afirmó Haddad.

(Reuters)


Comentarios


Unos 98 árabes son investigados en Paraguay