Unos pocos neuquinos marcharon por María Alejandra

Sólo 300 personas recorrieron las calles céntricas de la ciudad



NEUQUEN (AN).- Apenas 300 almas caminaron ayer para pedir justicia por el crimen de María Alejandra Zarza, en la cuarta marcha que se realiza desde que la Cámara Criminal Segunda absolviera al único imputado. La marcha fue más corta, emotiva y desafió el frío de la tarde y la indiferencia de la gran mayoría de los neuquinos.

"No vamos a dejar de manifestarnos, nos parece muy triste que la gente de nuestra provincia se reúna para festejar un triunfo futbolístico y que no esté para pedir justicia por todos los crímenes impunes que tenemos en Neuquén", afirmó Claudia Riquelme, una de las hermanas de María Alejandra quien al momento de ser asesinada cargaba con un embarazo de ochos meses.

La mamá adoptiva de la empleada judicial, Emma Riquelme, llevada en el auto por su hijo, se puso una vez más al frente de la columna de manifestantes. Bajó en el monumento a la Madre donde tocó la placa que recuerda a la joven. Allí, el viento apagó las dos velas, que los familiares colocaron como ofrenda a la memoria y testimonio por el reclamo. Detrás de Emma fue el pequeño Santiago, de 7 año y sobrino de la víc

tima, llevando un cartel casi tan grande como él. Esta vez, la marcha no fue hasta el TSJ: terminó en el monumento a San Martín, donde había empezado.

La manifestación fue por demás tranquila y -tal como pidieron los familiares- no hubo carteles que identifiquen partidos políticos, ni gremiales, y tampoco de estudiantes. Tampoco se vio a los representantes de esos sectores. Para el caso, el gremio Sejun fue el primero en anunciar que no participará del reclamo.

En cambio, en los últimos días, la familia Riquelme ha recibido un fuerte apoyo de Julio Maiolo, hijo de Francisco Maiolo, chacarero de Centenario asesinado hace once años. Y también de los familiares de muchas otras víctimas de casos impunes de Neuquén, Cipolletti y otras localidades.

En la diluida columna que marchó ayer (en la primera marcha hubo más de 4.000 personas) se pudo observar la presencia de familiares de la víctimas del primer triple crimen de Cipolletti y también del segundo, del


Comentarios


Unos pocos neuquinos marcharon por María Alejandra