Uthgra denuncia a establecimientos hoteleros



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El sindicato gastronómico (Uthgra) denunció que varios de los establecimientos hoteleros que aprovechan los beneficios fiscales derivados de la crisis del volcán incumplen normas laborales y no generan todos los puestos de trabajo que les exige el convenio. Un grupo de trabajadores se manifestó ayer en la puerta del hotel Nahuel Huapi, que mantendría un plantel de 42 empleados, muchos menos de los que corresponden por su tamaño y categoría. El secretario gremial de Uthgra, Ovidio Zúñiga, aseguró que si el Nahuel Huapi cumple el convenio colectivo “debería incorporar otras 13 personas”. Explicó que la negativa de sus dueños a ampliar la nómina representa una sobrecarga para los trabajadores. “Hay mucamas que trabajan con medio franco por semana y ayer había dos mozos para servir el desayuno a 180 pasajeros, algo impensable en un hotel de cuatro estrellas”, dijo Zúñiga. Subrayó que el Nahuel Huapi, ubicado en la céntrica calle Moreno, “trabajó toda la temporada con una ocupación del 80 y 90%” de modo que no tendría razones para recortar la planta de personal. Dijo que la misma situación se repite en otros hoteles. En su opinión, “si hay un beneficio impositivo como el régimen especial que les concedió la AFIP para refinanciar deudas en 108 cuotas y a un bajísimo interés, los empresarios tendrían que cumplir con el rol social que les corresponde”. Pidió que tomen toda la mano de obra exigida por convenio y que respeten el mandato de contratar personas de Bariloche. Zúñiga dijo que ese pedido es un complemento del que presentó días atrás al gobernador Alberto Weretilneck para que declare por ley a Bariloche en emergencia económica y social. Insistió en que el Estado debería fiscalizar mejor y retirar los beneficios tributarios “a los empresarios que no cumplen con el convenio colectivo y no generan empleo”. Los manifestantes se mantuvieron sobre la vereda, con carteles que exponían las razones del conflicto. Muchos de ellos (también Zúñiga) llegaban gorritos blancos con la sigla de la Uthgra que todavía exhibían sus etiquetas de importación. El cronista le recordó que había allí un perjuicio concreto a la industria textil nacional. Zúñiga sonrió y dijo que la compra no la había realizado él.


Comentarios


Uthgra denuncia a establecimientos hoteleros