“Utopía posible”



En un futuro muy cercano, la economía argentina se podría virtualizar totalmente eliminando el papel moneda. Sería una forma contundente de disminuir casi a cero la economía en negro. El robo, el narcotráfico y la corrupción se verían seriamente afectados. Todas estas actividades deberían blanquearse bajo otras fachadas o al menos pagarían impuestos y serían más fácilmente detectables. Actualmente existe una parte de la economía que debe pagar puntualmente sus impuestos porque no tiene forma de evadir y otra que puede trabajar en parte o totalmente en negro. Esta economía virtual se debería llevar a cabo mediante diversas tecnologías que en gran parte ya están al alcance de la mano o se están afinando. Habría que ver si cumplen las condiciones de velocidad, practicidad y seguridad tan importantes en una economía totalmente virtual. Esa posible economía virtual debería ser totalmente inclusiva. En vez de planes Trabajar y demás programas sociales que muchas veces se superponen, debería existir una asignación universal por persona. Al ser una economía totalmente virtual, el Estado conocería los ingresos de todos. Las personas que no tuvieran otros ingresos cobrarían esa asignación universal y cuando empezaran a producir bienes o servicios estos ingresos se irían registrando (porque no puede haber ingresos en negro salvo por trueque). Cuando éstos superaran el monto de una canasta familiar –llámese básica de emergencia– los nuevos ingresos de las personas irían reduciendo paulatinamente (para no desestimular el trabajo) su asignación universal. Una vez reducida a cero ésta, se empezaría a pagar jubilación, obra social e impuestos en concepto de monotributo, por ejemplo; luego, si sus ingresos siguen aumentando, comenzarían a pagar Ganancias. Desde ya, el Estado se tendría que poner los pantalones largos en muchos aspectos y ser consciente de que hay cierta parte de la economía que funciona gracias a la evasión. También debería regular la presión fiscal y tal vez, si todo funciona bien, bajar impuestos. Lo ideal sería que paguemos todos, pero menos. Sé que muchos dirán que sería un Estado represivo y controlador, pero sería un Estado mucho más justo que controlaría a todos por igual, no como en la actualidad, que sólo controla realmente a los empleados y a los que producen bienes y servicios y no tienen otra opción que ir a la economía en blanco mientras en los otros sectores queda en la conciencia de cada uno si paga impuestos o no. Se me ocurren medidas que tiendan a la virtualización de la economía sin ser tan extremistas: • Aumentar la devolución del IVA a 10 puntos, lo cual debería ir acompañado de una gran campaña de difusión • Obligar a todos los empleadores a pagar los sueldos a través del banco • Obligar a todos los comercios a tener posnet • Que todos los impuestos y servicios se puedan pagar fácilmente por vía virtual • Ir disminuyendo el límite de extracción diario por cajero (esto siempre y cuando se haya logrado pagar todo con medios electrónicos) • Que todas las tarjetas de débito tengan clave y que no se necesite pedir el DNI para realizar compras, así las personas que tienen impedimento para ir a los comercios pueden mandar a una persona de confianza; en este momento se puede mandar a una persona a sacar plata al cajero pero no se la puede mandar a comprar. Sé perfectamente que virtualizar la economía totalmente tiene muchas complicaciones (se me ocurren muchas y seguro que me estoy olvidando de muchas más), pero también tendría muchísimas ventajas respecto de la inclusión de todas las personas en la formalidad, presencia universal del Estado para poder cumplir realmente su rol y seguridad contra los diversos hechos delictivos. Creo que sería un cambio realmente radical y tremendamente positivo. Juan Bincaz DNI 24.485.301 Cinco Saltos

Juan Bincaz DNI 24.485.301 Cinco Saltos


Comentarios


“Utopía posible”