"Va al patrimonio particular de algunos dirigentes sindicales"

Así lo advirtió la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, al referirse a la decisión del Gobierno de aumentar los recursos de las obras sociales.

#

Archivo

La ex ministra de Salud Graciela Ocaña juzgó hoy "grave" la posible decisión del Gobierno de aumentar los recursos para las obras sociales, al afirmar que en ciertos casos, como el gremio de Camioneros que conduce Hugo Moyano, el dinero "va al patrimonio particular de algunos dirigentes sindicales" y no para mejorar las prestaciones.

"Es una forma de apropiarse recursos, una forma de corrupción muy importante", alertó la ex funcionaria, al ser consultada por radio Continental y el canal Todo Noticias (TN) sobre la posibilidad de que el Gobierno eleve 30 por ciento el monto mínimo garantizado por cada beneficiario, mediante un fondo superior a los 3.000 millones de pesos.

Ocaña indicó que esta medida "era siempre la aspiración de Hugo Moyano", porque el dinero pasa "directamente a las obras sociales", y fustigó a los gremialistas "que creen que estos fondos son propios" y no destinan el dinero a mejorar las prestaciones o favorecer a los beneficiarios.

"Esto es grave porque este 30 por ciento (de incremento) tampoco explica muy bien a santo de qué, más que para poder repartir este fondo", sostuvo.

"Qué bueno que sería que con este fondo se pudieran construir clínicas, se pudiera elevar la cobertura para que los trabajadores tuvieran que poner menos dinero de su bolsillo para el coseguro o la compra de medicamentos, que cubriera otras patologías que hoy no están dentro del programa médico obligatorio", expresó.

Según publicó hoy el diario Clarín, el Gobierno tomó la decisión, que no fue oficializada por el momento, en medio de la disputa que volvió a aflorar en las últimas semanas entre el sindicalismo peronista y algunas agrupaciones gremiales de izquierda.

De acuerdo a la nota, "el guiño consiste en aumentar casi 30 por ciento a partir de diciembre el piso mínimo garantizado que reciben las obras sociales por cada beneficiario", debido a que "creció más que lo previsto la recaudación del Fondo Solidario de Redistribución (FSR) que financia esa garantía".

Ocaña, al respecto, manifestó que "se ha buscado este atajo que es aumentar el monto y vaya a saber qué otras cuestiones, porque solamente con este 30 por ciento no van a poder redistribuir este fondo, que era siempre la aspiración de Hugo Moyano, y estos fondos pasan directamente a las obras sociales".

Explicó que en los últimos años, "al haberse generado puestos de trabajo, se generó una enorme masa de recursos" y cuando ella era ministra propuso utilizar el dinero para "aumentar las prestaciones" y "mejorar el nivel de la calidad de la atención".

Dijo que en "algunos casos, como Camioneros, la administración" de estos fondos está a cargo de empresas "que son justamente de la familia Moyano". "Es como que se le dé dinero a la obra social y la obra social se la pasa a las empresas, luego por supuesto eso va al patrimonio particular de algunos dirigentes sindicales", denunció, y agregó que "es una forma de apropiarse recursos, una forma de corrupción muy importante".

Ocaña señaló que "todavía no está firmado el decreto" y dijo que "habría que ver el texto" para analizar "cómo se reparte".

 

DyN.-


Comentarios


"Va al patrimonio particular de algunos dirigentes sindicales"