Vaca muerta, la llave de ingreso



Las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) son un dolor de cabeza para más de uno. Instituidas por Guillermo Moreno, son en la práctica una traba discrecional para autorizar, demorar o desechar el ingreso de cargas al país. La necesidad de cuidar los dólares terminó generando un mecanismo donde nunca termina de quedar claro cuáles son los parámetros para dar luz verde a una carga del extranjero. Las historias de problemas para traer insumos se multiplican y todos los importadores han sufrido algún contratiempo. Abundan los padrinos políticos que cada tanto deben llamar a la Aduana o a la ministra de Industria Débora Giorgi para intentar destrabar alguna carga retenida. Sin embargo, en el último tiempo, todo lo que se etiqueta como “Vaca Muerta” termina entrando, más tarde o más temprano, coincidieron fuentes del sector. Algunos atribuyen esto a que el principal receptor es YPF que, junto a la formación estrella de Neuquén, son la llave para un ingreso garantizado.


Comentarios


Vaca muerta, la llave de ingreso