Vaca Muerta y la urgencia de un régimen fiscal especial

La actividad se presenta como el depósito de riqueza presente y futura del país. Requiere por lo tanto de un plan de promoción que genere las condiciones adecuadas para el desarrollo.



Régimen especial. El que requiere la explotación de hidrocarburos no convecionales.

Por Dr. Omar Díaz (Director de Energía y Recursos Naturales - Estudio Lisicki Litvin & Asociados)

El desarrollo de los recursos no convencionales de gas y petróleo del Area de Vaca Muerta resulta clave para el futuro del país. El proceso de inversiones requiere sumas millonarias a lo largo de muchos años (período de concesión promedio de 25 años) además de tecnología de punta para el desarrollo de estos recursos.
El acuerdo YPF/Chevron del año 2013 marcó el inicio de las inversiones significativas en el sector. Luego de una baja en los años siguientes, en 2016 y 2017 se retomó el ritmo de crecimiento con mayor cantidad de equipos de perforación en el campo.
Ya en la última parte del año 2019 y hasta el presente el proceso entró nuevamente en retracción. Estos procesos de expansión y retracción de la actividad responden a factores macroeconómicos internacionales y también locales.
Muchos de esos factores resultan una variable que la Argentina no puede controlar, por ejemplo valores de los hidrocarburos a nivel internacional, o volúmenes de producción globales. Pero existen otros factores de carácter local, que permitirían impulsar la actividad en Vaca Muerta.
Nos referimos concretamente a un régimen de incentivos fiscales que ayuden a promover las inversiones en el sector. Los ejemplos en la década del 90 para la actividad minera (Ley 24.196) o más recientemente en la actividad de energías renovables (Ley 26.190 y 27.191) son algunos ejemplos para considerar.
Si bien han existido algunas medidas fiscales aisladas para la promoción de la actividad en Vaca Muerta (Decreto PEN 929/2013), consideramos que la sanción de una ley de promoción fiscal específica para la actividad de los recursos no convencionales, es necesaria y urgente.
En los últimos tiempos el tema se ha vuelto a instalar y el cambio de gobierno generó expectativas al respecto.
El pasado 1 de marzo, en el mensaje de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, se resaltó que el sector de los hidrocarburos es “una palanca para el desarrollo del país” y se indicó que se enviará al parlamento una ley de promoción de la actividad. El Presidente Fernández consideró asimismo que el proyecto de ley debe promover el desarrollo de la industria local, con base tecnológica y diversificada en todas las provincias.

Anuncio. Se enviará al Congreso la Ley de Hidrocarburos.


También el Gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, destacó en su mensaje de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura Provincial el desarrollo del área de Vaca Muerta en el último tiempo. Neuquén volvió a ser la primera Provincia en producción de hidrocarburos. Al tiempo que solicitó la libre exportación de gas y petróleo.
La Nación y la Provincia de Neuquén son los Estados claves para generar el régimen de promoción.
Entre los beneficios fiscales que debería contener el régimen de promoción surgen los siguientes:
• Estabilidad fiscal, que asegure al inversor una carga tributaria similar para todo el período de vida del proyecto.
• Beneficios Aduaneros para la importación de equipos de perforación y demás materiales para la actividad.
• Régimen de amortización acelerada de bienes de uso.
• Devolución anticipada el IVA correspondiente a la etapa de exploración.
• Posibilidad de giro de utilidades al exterior sin restricciones cambiarias.
• Una política de retenciones a las exportación diferenciada (como lo establece la Ley 27.541 de Emergencia Económica sancionada a fines del 2019), tendiendo a que este impuesto sea derogado en el mediano plazo.
• Régimen de promoción en materia de seguridad social para nuevos empleados que se contraten en el proyecto.
• Régimen de promoción fiscal para el desarrollo de proveedores locales.
• A nivel provincial, beneficios fiscales en el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos y en el Impuesto de Sellos.
El costo fiscal que un programa de esta naturaleza se vería compensado con los impuestos que generan un mayor nivel de actividad en la región (impuesto nacionales y provinciales). Nos referimos a los impuestos directos generados por las empresas productoras como a las empresas de servicios petroleros y otros proveedores.
Otro beneficio es el aumento de la balanza comercial positiva producto de las exportaciones de hidrocarburos, en la medida que se produzcan saldos exportables.
Es de esperar que en el corto plazo se trate en el Congreso el proyecto anunciado por el Poder Ejecutivo, y que el mismo incluya un plan de beneficios fiscales como el que se menciona más arriba. De esta forma se estarán estableciendo reglas claras que permitirán continuar con el desarrollo de estos recursos estratégicos para la Argentina.

En números

43%
La caída en la cotización del barril de petróleo en lo que va del año 2020. Al cierre del último viernes fue de u$s 34,5.
2013
El año en que se firmó el polémico acuerdo entre YPF y Chevrón.

Comentarios


Vaca Muerta y la urgencia de un régimen fiscal especial