Vargas, entre el sueño cambiado y las chances de jugar

"A las seis de la mañana ya tenía los ojos abiertos".

La confesión de Fabián Vargas evidencia los trastornos que viven los jugadores de Boca, luego de sus primeras horas en Argentina tras la gira de más de veinte días por el lejano Oriente y Europa.

La imposibilidad de tener un descanso adecuado, precisamente, es el principal motivo de preocupación para el cuerpo técnico de Boca, que se tomaría tiempo hasta mañana o el sábado para definir la formación que recibirá a Gimnasia de Jujuy.

En ese sentido, Vargas reconoció: "La verdad es que después de todos los viajes que hicimos llegamos bastante cansados. Los cambios de horario afectan, la alimentación también influye", agregó el colombiano en rueda de prensa tras la primer práctica en Buenos Aires después de la gira.

Plenamente recuperado de una lesión que le impidió cumplir la primera parte de la pretemporada, Vargas dijo que espera "tener la posibilidad de jugar el domingo".

En principio, el colombiano le estaría ganando la pulseada para ocupar el puesto de volante por derecha a Diego Cagna, quien rindió por debajo de lo que se esperaba de él en la gira. Por último Vargas rechazó la condición de principal candidato al título que parte de la prensa le confiere a Boca: "Creo que todos los equipos empezamos de cero. Ojalá que esa ventaja de la que se habla la empecemos a sacar a partir del domingo", remató. (DyN)

Notas asociadas: FUTBOL DE AFA: Boca y un rival duro de vencer: el cansancio

Notas asociadas: FUTBOL DE AFA: Boca y un rival duro de vencer: el cansancio


Comentarios


Vargas, entre el sueño cambiado y las chances de jugar