Vayan donde están los peces gordos



En estos días se viene hablando constantemente sobre los impedimentos para la compra de dólares, la que está siendocontrolada por la AFIP, el Banco Central, Gendarmería, Policía Federal, grupo BORA, boy scout, etc., etc.. Quieren presionar y estar al tanto de quienes van por la verde divisa (a veces pequeños ahorristas que quieren salvaguardar sus pocos ahorros, entre ellos jubilados, maestros, etc.) y no controlan donde a diario se mueven fortunas (¡en muchos casos las 24 horas diarias!) y pretenden tomar medidas contra el lavado de dinero, como lo está haciendo el titular de información financiera Sr. Sbatella en París. ¿Por qué no se detienen a observar lo que pasa con todas las salas de juego y casinos que funcionan en la Argentina?, no solamente en lugares turísticos (como antaño), sino que los tenemos en la vuelta de la esquina. Por ejemplo Río Negro y Neuquén tienen en capital de esta última, en Zapala, Cutral Co-Plaza Huincul, Piedra del Águila, Las Lajas, Caviahue, Catriel, El Bolsón, Roca, Rincón de los Sauces, Jacobacci, Choele Choel, Cipolletti y en muchas más. En no pocos de ellos se ven colas inmensas de gente laburante que, mediante sus tarjetas de débito, sacan los magros pesos de sueldos en busca de una ilusión de gran fortuna… En todas esas casas de juego aceptan pesos, dólares, euros, sin dar comprobante alguno. ¿Por qué no está allí la AFIP y controla los ingresos y egresos? ¿Por qué al pobre almacenero de barrio le exigen entregar ticket por 2 pesos?… Allí pasan miles y miles de pesos en pocos minutos, ni hace falta ir hasta las cajas en busca de fichas, ahora tienen un cajero automático en cada máquina de apuestas que acepta $2, $5, $10… $100 y si si uno se descuida hasta acepta la “zapatilla”. Pero la AFIP ¿no ve eso? No puede ser que no les cobren sobre ganancias lo que realmente corresponde y sólo sea un “canon mensual que resulta irrisorio”. ¿O es que no tienen idea de lo que recaudan cada día esos centros de perdición? ¿Tampoco dicho organismo veía qué pasaba con los fondos para construcción de viviendas otorgado a Madres de Plaza de Mayo y Schoklender? Es increíble: otorgan fondos cuantiosos a organismos que nada tienen que ver con la función específica. Entonces, ¿para qué están los institutos de vivienda y urbanismo, que tienen ingenieros, arquitectos y demás personal preparado para tal fin? En cambio le brindan cuantiosos millones a gente trucha? Que la AFIP controle el lavado de dinero y la fuga de impuestos a las Ganancias, donde podría resultarles fácil adquirir una abultada suma. ¿Por qué hacen la vista gorda? Fernando Méndez, DNI 33.952.031 – Neuquén

Fernando Méndez, DNI 33.952.031 – Neuquén


Comentarios


Vayan donde están los peces gordos