Vecinos habían denunciado a la dueña de los perros

Lo hicieron ante la municipalidad de Centenario el año pasado, por la agresividad de los animales. Afirman que en esa casa hubieron hasta 20 canes y otros casos de mordeduras.



#

Oscar Livera

CENTENARIO (ACE).- Desde el año pasado los vecinos de Villa Obrera habían solicitado la intervención a la municipalidad porque se sentían amenazados ante la tenencia de los perros agresivos en la vivienda de la mujer cuyos canes están bajo investigación tras la muerte del joven Jorge Oyarzún. Así lo reveló ayer el presidente de la comisión vecinal, Francisco Torres, quien especificó que la nota ingresó a la comuna el 25 de septiembre, con destino a la dirección de Control Canino. “Solicitamos su intervención –pedían– porque los animales mantienen continuamente una conducta agresiva hacia los peatones”, dice la carta. En el pedido a las autoridades se explicó que resultaron infructuosos los intentos de dialogar con la dueña de los perros; en tanto Torres dijo que la ayuda solicitada no llegó, y en abril de este año hubo un episodio de mordedura de un chico del barrio que fue denunciado penalmente. En la nota de septiembre se pedía “una urgente solución al tema para evitar cualquier tipo de situación grave con alguno de los transeúntes”, lo que derivó, según Torres, en una inspección posterior de la comuna tras lo cual “no pasó nada”, remarcó. El intendente Javier Bertoldi dijo que la comuna inspeccionó la casa en tres oportunidades, y que la instó a que realizara el cerramiento trasero de su casa . “No podemos guardar los perros de la mujer, ni matarlos, ni sacárselos porque no existe un ordenanza que nos lo indique; la que existe de perros peligrosos es para tener un registro; lo demás es tarea pendiente del Concejo Deliberante”, sostuvo Bertoldi. Torres dijo que los vecinos aseguran que la mujer tenía muchos más perros de los nueve que le secuestró la policía. “Algunos de los vecinos dicen que tuvo hasta 20 perros” dijo y agregó que en abril una familia denunció en la comisaría -con entrega de certificados médicos- porque los perros mordieron a un niño, situación que se informó a la justicia que ahora interviene en el caso Oyarzún. “Los vecinos sabían y conocen que habíamos presentado la nota al municipio. No puedo dar detalles porque los testimonios fueron a la Justicia para este caso, pero se dice que esta señora tenía más de 20 perros en su patio que en la parte de atrás no tiene un cerramiento adecuado”, dijo Torres. Especificó que la parte de atrás del terreno fue limpiado hace poco debido a que integra el denominado loteo “Villa Angela”, y que se agudizaron los conflictos debido a que la zona fue más transitada de lo que era habitualmente.

Luego de la muerte del chico Jorge Oyarzún, los vecinos apedrearon la vivienda donde tenían a los animales que integraban la jauría.


Comentarios


Vecinos habían denunciado a la dueña de los perros