Vecinos se quejan por los camiones cargados de yeso



ROCA (AR).- Pasaron cuatro años, pero el problema persiste para los vecinos de las 186 viviendas de Roca.

Los camiones que pertenecen a una yesera continúan pasando por la calle Perú, contaminando con el polvillo y provocando roturas en las casas, según indican las quejas de la gente.

Las dificultades comenzaron cuando se abrió el puente sobre el canal principal de riego, en la calle Jujuy. Desde ese momento los camiones cargados con yeso utilizaron la calle Perú como vía de acceso a la empresa.

Según María del Carmen Frascarelli, vecina del barrio, los vehículos pasan con la carga descubierta por lo que, especialmente en verano, el polvillo se dispersa por todos los lugares.

Esto generó trastornos ambientales que afectaron a plantas, animales y personas.

Es así como varios habitantes de la zona vinculan el polvillo como la causa de casos de conjuntivitis y problemas respiratorios.

Frascarelli manifestó también que los camiones se trasladan con sobrecarga y a grandes velocidades.

Esto, sumado a que la calle no esta contemplada como apta para el tránsito pesado, hizo que las casas empezaran a sufrir roturas en sus paredes.

Algunos de ellos, debieron arreglar sus viviendas, revestir las paredes con madera porque “el techo se nos venía abajo”, manifestó otra vecina a la que además se le levantó el piso.

También a algunos habitantes del barrio se les queman las lámparas con las vibraciones, comentó Frascarelli.

Los vecinos presentaron sus reclamos a la municipalidad reiteradas veces, desde que comenzaron los inconvenientes. Pero los años fueron pasando, cambiaron las gestiones y ellos continúan sufriendo el paso de los vehículos.

Frascarelli comentó que, cuando el personal de Tránsito del municipio se presentaban en el lugar, los camiones desaparecían y volvían a pasar cuando se iban los funcionarios.

En otras ocasiones, los funcionarios labraban las actas pero luego seguían utilizando esa calle.

Los vecinos arreglaron algunos de los desperfectos de sus hogares, sin embargo aseguran que las paredes continúan rajándose y que pueden comprobar que las plantas se les siguen muriendo por la contaminación.


Comentarios


Vecinos se quejan por los camiones cargados de yeso