Veinte años de amor por el cine Español

Como parte de la fiesta de cumpleaños estrenarán una película sorpresa.



#

Los hermanos Savrón llevan en la sangre la pasión por el tercer arte. Regentearon además salas en Centenario, Cinco Saltos y Roca.

NEUQUÉN (AN).- Si esto fuera celuloide quizás el título sería Cinema Paradiso y estos dos señores de hablar amable y paso tranquilo fueran otros, serían Totó o Salvatore.

Pero son los hermanos Juan y Néstor Savrón. Parados en la vereda de su entrañable cine, recuerdan aquel jueves 21 de febrero de 1991, cuando esa misma acera se cubrió de autoridades municipales y provinciales, artistas y vecinos para la reinauguración de la sala.Hoy a veinte años, el cine continua fiel a su público y como regalo de cumpleaños, estrenará una película que no llegará a los Villages.

Ese jueves de 1991, la banda de la policía provincial ofició de “guardia de honor” para recibir a todo el que quisiera ser parte de la “reapertura del Cine Español”, emblema de la ciudad.

“Seguimos acá y seguiremos”, dicen Juan y Néstor Savrón, con orgullo del trabajo que realizan a diario y con certeza.

Ese 21 de febrero no fue un días más. Después de sobrevivir a tiempos difíciles, los hermanos Savrón cerraron durante varios meses para remodelar y modernizar la sala. Agrandaron la sala de proyección. mejoraron la acústica, modernizaron los aparatos de proyección y construyeron un bar en el hall de ingreso, un escenario y camarines en el fondo.

El día de la reapertura echó por tierra todos los temores y la funciones que siguieron corroboraron que el Español continúa siendo el elegido.

Historias de supervivencia

“Queríamos el mejor cine y lo logramos”, sostienen estos dos Salvatore del cine local. Y hoy a 20 años de aquella reapertura que prometió no volver a cerrar, la emoción se duplica y el orgullo crece.

Es que no fue fácil mantener en pie este emblema vivo de la ciudad. En el 2000, la cadena australiana Villages se asentó en el oeste de Neuquén y desde el alto amenazaba con “devorar” a su competencia. Los cines extranjeros acaparaban todas los estrenos y “fueron tiempos en los que las distribuidoras no nos tenían en cuenta para nada”, recuerda Juan. Y cuando estuvieron a punto de declararse en quiebra, los Villages posaron su mano salvadora sobre la sala de avenida Argentina. Regentearon el Español durante un año, luego lo soltaron y la Asociación Española, dueña del negocio, volvió convocar a los hermanos Savrón para reflotar el proyecto. El Español sobrevivió.

La reinauguración de 1991 fue con todas las pompas. Ese día se estrenó “Ghost”, el filme más taquillero de ese año, que desplazó a éxitos como “Mujer bonita” y “Las tortugas ninjas”.

El primer espectáculo en vivo que se realizó en el cine fue un recital de Paco de Lucía. “Era un domingo, y había elecciones. El MPN había ganado y festejaba en el monumento con bocinazos y bombas de estruendo. Acá adentro tocaba Paco de Lucía”, recuerda Néstor.

Por los veinte años de esfuerzo y dedicación al cine, los festejos mantendrán el perfil que siempre mantuvieron los hermanos.

Ellos dicen que es mejor ir por la vida sembrando en alpargatas, en silencio pero con efectividad. Es por eso que el brindis será en privado. Pero para el público habrá un pequeño regalo. El Español estrenará un filme que no llegará a los VIllages. “El nombre será un secreto por ahora”, pidieron los Savrón.


Comentarios


Veinte años de amor por el cine Español