Vélez conquista en todos los frentes

Despachó por 2 a 0 al América y es semifinalista.

De local o de visitante. Con todos sus titulares, o sólo con algunos. Vélez es "un equipo", y a pesar de no tener estrellas, volvió a demostrar que está para grandes cosas. Anoche manejó como quiso al América, le ganó por 2 a 0 y se clasificó con holgura a las semifinales de la Copa Sudamericana. Ahora esperará por Corinthians o Los Pumas.

Por rendimiento colectivo y por momentos, los actuales campeones del fútbol argentino parecen indestructibles y volvieron a mandar un mensaje: pelearán en todos los frentes.

El equipo de Liniers tardó unos diez minutos en acomodarse en el juego, pero cuando lo hizo pareció que no se acordaba que estaba ganando 2 a 0 -la diferencia de visitante-. Se metió en una vorágine que no terminó de aprovechar. Y tuvo cuatro situaciones clarísimas de gol, pero no pudo concluirlas.

Leandro Somoza se fue adueñando de la mitad de la cancha, y cada quite suyo se transformaba en una puñalada para la defensa 'foránea'. De no ser por las flojas producciones de Mauro Zárate y Claudio Enría en esa primera etapa, Vélez debió bajarle la persiana a la llave en ese instante.

Obligado por la circunstancias, América también hizo lo suyo, pero al buen pie de sus jugadores le faltó profundidad adelante. Apenas una situación clara en la zurda del "Piojo" López: poco para un equipo mexicano que debía levantar un 2 a 0.

Tibio repunte en los cinco finales del visitante hizo pensar que el complemento podrí ser más emocionante aún.

Después de unos minutos de nada, el América estuvo a punto de anotar, luego de una gran jugada entre Villa y Rojas; este último mandó el centro atrás y el "Piojo" López se llevó la pelota por delante, pero la mandó afuera cuando casi no tenía oposición para anotar.

Ese acercamiento no hizo más que provocar la reacción de Vélez, que se volvió a adueñar de la pelota y la hizo circular con precisión por todo el frente de ataque.

Hasta que finalmente llegó lo que anunciaba: el tanto del local que cerraría la serie. Leandro Gracián mandó un centro desde la derecha y una 'palomita' perfecta, casi al ras del piso, del defensor Bustamante empezó a sellar la historia.

En el final América intentó descontar lo indescontable. Los mexicanos terminaron de bajar los brazos, cuando Somoza cerró una noche inolvidable al convertir de penal. Sólo restaban algo más de diez minutos.

Vélez fue el mejor a lo largo de toda serie, y ratificó que es uno de los mejores cuatro equipos de la Sudamericana.

Castromán y Bravo, ovacionados

Antes de comenzar el partido, la 'popu' de Vélez dejó bajar una gran ovación. No era por la entrada de los 11 titulares, y tampoco por Miguel Angel Russo. El depositario de los elogios con aroma tribunero fue Lucas Castromán.

"Superman", como lo han bautizados desde los medios de comunicación, estaba acompañada por el 'pibe' Marcelo Bravo, el mismo que tuvo un problema en el corazón y que puso en vilo al mundillo del fútbol argentino.

A los dos se los notaba contentos, y a la hora de brindar declaraciones sólo entregaron palabras optimistas.

Castromán fue el primero en elogiar a sus compañeros -antes del cotejo-, y dijo sentirse "feliz" por la vuelta del 'Roly" Zarate a las canchas. El teñido delantero también se encontraba a su lado y contestó el elogio con una sonrisa cómplice.

Más tarde, Castromán dijo "lamentar por no poder estar frente al América", y se entusiasmó con la idea de la clasificación del Fortín.

El muchachito lo espiaba con el rabo del ojo derecho. Una vez que le pusieron el micrófonos en las barbillas, dijo sentirse "tranquilo porque sé que todo este mal trance va a pasar" y además dejó en claro que "le seguiré dando para adelante, porque quiero volver pronto al fútbol".

Un párrafo aparte tuvo para Diego Armando Maradona quien, luego de enterarse de su problema cardíaco, lo invitó a participar de su cumpleaños 45. "La verdad es que no lo podía creer, que alguien tan importante como Diego me invite a mí".


Comentarios


Vélez conquista en todos los frentes