Vélez se volvió de Rosario con la última plaza copera

Empató 0-0 con el Canaya. Independiente gritó en el final.



#

FBaires

El cierre de sábado por la noche tenía un único premio: la última plaza para la Copa Sudamericana. Vélez y Lanús eran los que podían lograrlo y quedó en manos del Fortín. El equipo de Ricardo Gareca empató 0-0 con Rosario y fue suficiente para entrar a la competencia continental. El Granate corría desde atrás y encima perdió sobre el final con Independiente, por 1-0. Los dos equipos llegaron a la última fecha muy parejos, con 60 puntos cada uno, pero distinta diferencia de gol. Vélez tenía +13 (54 y 41) y Lanús +12 (50-38). Hasta el final de la noche se mantuvo la incógnita, pero Ignacio Piatti terminó con todos los cálculos, a dos minutos del cierre. En el Gigante de Arroyito, la primera mitad fue muy aburrida y sólo se concretaron dos chances claras de gol. Víctor Zapata probó los reflejos de Jorge Bava, mientras que Gervasio Núñez, con su buena pegada, obligó a una buena atajada de Germán Montoya (se retiró lesionado al promediar el complemento). El Tigre metió mano rápidamente y su equipo fue al frente. Tuvo más tiempo la pelota, pero Central complicó de contra y casi abre la cuenta por intermedio de Jonatan Gómez La respuesta llegó con un muy remate de media distancia de Ricky Álvarez y una muy buena maniobra del viedmense Juan Manuel Martínez. En el cierre, Vélez dejó en claro que quería los tres puntos para no depender de lo que ocurría en Avellaneda. Sin embargo, se quedó con las ganas de quebrar a un rival que presentó muchos cambios (Leo Madelón guardó varias piezas para la Promoción ante All Boys) pero jugó de igual a igual. En el Libertadores de América hubo paridad desde el arranque. El Rojo fue algo superior de entrada, pero la posibilidad más clara fue del Granate. A los 25, Federico Beligoy marcó penal por una mano de Lionel Núñez, pero Santiago Salcedo la tiró afuera. En el complemento, Independiente empezó a hacer los méritos para lograr la ventaja y complicó porque mejoró Leandro Gracián. Pero quedó expuesto en el fondo y Lanús inquietó con el ingresado Gonzalo Castillejos. Después de varios meses de ausencia, volvió otro de Viedma, Nicolás Mazzola. El Tolo Gallego lo mandó a la cancha antes del cuarto de hora y el delantero respondió. Le falto definición, pero ganó de arriba un par de veces y se asoció con Federico González, el Patito Rodríguez y Piatti. Precisamente el volante ofensivo anotó el gol sobre el final y el estado fue una fiesta. Es cierto que el equipo quedó relegado del título después de tener una buena ventaja, pero la gente le dio su apoyo a los muchachos y también bancó a full al DT.

El pelado Silva no convirtió, pero fue una pesadilla para la última línea de Central.


Comentarios


Vélez se volvió de Rosario con la última plaza copera