Veranear en Las Grutas costará por lo menos un 20% más

Promoción en la cordillera y Brasil quizás moderen.



1
#

Un incremento en el nivel de reservas –que ya se está viendo– hace prever que la temporada será más que exitosa.

2
#

Los precios, los servicios básicos y el tiempo: la trilogía crítica para el turista grutense.

LAS GRUTAS.- Un nuevo verano se avecina y los prestadores turísticos de esta villa balnearia y funcionarios del área comienzan a pensar en el escenario que se plantea para recibir a los turistas y en cómo captar el interés de la mayoría.

Respecto de la temporada anterior, las distintas consultas a los operadores turísticos proyectan aumentos de entre el 15% y 20%. Sin embargo todo indica que el 20% será el piso de incremento. Es que la situación para el balneario este verano será muy particular: se prevé un mayor ingreso de turistas tanto de la región como los eventuales que llegan del resto del país. La costa bonaerense ya adelantó subas de hasta un 30% para esta temporada que se avecina y, por otro lado, hay que pensar que, con los problemas de las cenizas en la cordillera, muchos de los turistas de nuestra región también buscarían descanso en las playas de la zona.

Desde el punto de vista netamente económico, la inflación esperada para los próximos doce meses se ubicaría en torno al 25% por lo que los aumentos en este balneario deberían ir a tono con este índice de precios.

En principio, todos coinciden en que luego de lo ocurrido con el volcán Puyehue (que frustró el normal desarrollo de la temporada invernal en las principales ciudades que ofrecen a la nieve como atractivo) la demanda del público será muy alta, igual que ocurrió luego de aquel invierno en el que los potenciales visitantes no pudieron movilizarse debido al brote de Gripe A.

No existen las mismas coincidencias en el caso de los factores que podrían convertirse en adversos para Las Grutas, como la fuerte estrategia de precios que trazarán los destinos de montaña de Río Negro y Neuquén, que tratarán de recuperar el turismo perdido durante el invierno, y la recesión que está signando a Brasil convirtiéndola en un destino económicamente atractivo para los viajeros argentinos. Por ello mientras algunos prestadores plantean establecer tarifas con un 18 a un 20% de aumento en relación a los precios del año pasado, otros pretenden manejarse con una mayor cautela.

“Si bien éste es un tema a tratar entre todos los que conforman nuestra asociación, nuestra estrategia para este verano es pelearle el espacio a la gente de la Cordillera (que tendrá una política muy competitiva para traccionar turistas) y a Brasil, que con la devaluación puede tornarse bastante atractivo para algunos viajeros. Para esto deberíamos elevar muy, pero muy poquito los precios de los alojamientos, tal vez hasta un 15 % en relación a la otra temporada en el caso de los que posean los mejores complejos, porque vemos que las cifras van a tener que mantenerse, ya que hasta ahora estamos tranquilos, pero si continúa la devaluación brasileña y las miradas apuntan a otros destinos deberemos competir con cifras” manifestó Carlos Rivas, el titular de una asociación de extrahoteleros que nuclea a 58 socios.

Sin embargo, todo indica que la demanda sería elevada.

Rivas, de hecho, coincide en que el interés de la gente se ha concentrado en el próximo verano, porque “tenemos entre un 20 y un 30% más de consultas que el año pasado” pero consideró qué “hay que seguir de cerca el panorama, viendo cómo evoluciona el interés de la gente”.

Por su parte Miguel Álvarez, referente de una de las tradicionales inmobiliarias del balneario, manifestó qué “se avecina una buena temporada, y en nuestro caso ya tenemos un 10% de reservas concretadas”.

Con respecto a los precios, precisó qué “estamos trabajando con un 18% de incremento en relación al verano anterior, aunque manejamos promociones, como un 15% de descuento por quincena, e incluso precios entre un 30 y un 40% menores a partir del 8 de febrero, además de ser la única inmobiliaria que posee un descuento importante para los que abonen con tarjetas de los bancos Neuquén y Patagonia”.

“Todo lo que manejamos es de calidad, por eso consideramos que estamos ofreciendo un precio acorde, ya que contamos con lugares de tres estrellas, con wifi, tevé por cable, aire acondicionado y todos los servicios. Un departamento para un grupo familiar tipo con esas condiciones estaría en $ 500 por día y $ 700 en el caso de estar ubicado frente al mar”, expresó Álvarez. Por su parte Carlos Landívar, el titular de importantes complejos ubicados frente al mar, manifestó que “los precios se fijan recién a finales de octubre y principios de noviembre, aunque por lo que sé se habla de un incremento que va de un 18 hasta un 20% para cubrir los costos que han variado de un año a otro, aunque hay que ver qué medidas se toman, porque aún los valores no están fijados”.

(ASA/Redacción Central)


Comentarios


Veranear en Las Grutas costará por lo menos un 20% más