VERANO 2007: Verano al aire libre: el 25% de los turistas prefiere el camping

Llegan de todo el país e incluso del extranjero. Son casi 20 en la villa y cobran hasta $ 20 por persona.



#

Las tarifas rondan entre los 6 y los 10 pesos por persona y por día. La mayoría cobra además, al ingreso, un valor fijo por carpa y por auto.

LAS GRUTAS (ASA).- La oferta de plazas en los campings, según los datos oficiales, representa casi un 25% del total de camas del balneario. Familias de distintos puntos del país y muchos de los extranjeros que llegan al lugar eligen esta opción para permanecer en la villa.

Algunos como variante para ahorrar costos en las vacaciones y otros por la decisión de disfrutar de esta alternativa como estilo de vida.

Uno de los campings que más historia y mejores servicios posee es El Oasis, ubicado sobre la ruta 2 a unos cinco kilómetros de Las Grutas. Allí en un profusa arboleda, hay espacio para unas 80 carpas. Además cuentan con sanitarios, proveeduría, juegos para niños y un salón de usos múltiples. El acceso al mar se encuentra cruzando un médano cercano del que no distan más de 300 metros. La simpatía de sus dueños y la calidad de los servicios del lugar hace que los que eligen están opción deseen regresar año tras año.

Es el caso de José Luis Salomón, quien con su familia desde caleta Olivia llega todos los años al lugar a descansar y alejarse de los problemas cotidianos.

El matrimonio de Laura y Leandro, padres de Ulises de 7 y Valentín de 5 llegaron desde San Guillermo en Santa Fe y pasaron una semana inolvidable en El Oasis. "Para los chicos es totalmente seguro, ahora deben estar jugando por ahí, en el metegol o las hamacas", dijeron mientras desarmaban la carpa, con cierta tristeza, para emprender el regreso. Ellos, al igual que Salomón y muchos más, son fieles acampantes que eligen recorrer el país de esa manera, buscando lo natural y lo tranquilo. La distancia y la soledad. Evitar los lujos para pensar en la esencia de la vida. Y poder reencontrarse con uno mismo, cuando el sol cae sobre el horizonte y sólo el mar se atreve a romper el silencio.

El de AMVI también se destaca. Está ubicado en la esquina de Jacobacci y Río Negro. Hay otros recomendables en el acceso, sobre la avenida Río Negro o en la zona de Terraza al Mar.

En total existen en el casco céntrico y en cercanías de Las Grutas unos diecisiete campings, según el listado oficial de la Secretaría de Turismo de la Municipalidad local, aunque a ellos deben sumarse el del Club Náutico en San Antonio Oeste y el Municipal del Puerto del Este. Todos rondan sus tarifas entre los 6 y los 10 pesos por persona por día y la mayoría cobra además al ingreso una tarifa fija por carpa y por auto.

Aunque a lo largo de estos años, cada predio ha ido mejorando sus servicios, la permanencia en estos lugares siempre es más económica que cualquier otro tipo de alojamiento, donde hoy ninguno baja de los 100 pesos por día. Por eso, en la villa se relaciona la existencia de tantas plazas de campings con el denominado turismo "gasolero" al que los empresarios grutenses no apuntan en general cuando establecen calidad de servicios y precios.

Esta situación hace que cada día se profundice más el debate acerca de la existencia de estos predios en zonas privilegiadas del balneario que permiten alojarse a cientos de personas a pocas cuadras del mar y escasos metros del centro comercial. Se agrega a la cuestión la incidencia que le adjudican a los campings céntricos las autoridades policiales y responsables de la seguridad en la localidad al problema de los delitos que se producen cada verano, ya que aducen que muchos de los objetos robados se esconden entre las decenas de carpas dispuestas en esos lugares que son imposibles de requisar.

 

Sorpresas y desafíos

 

De todos modos, la vida en campamento tiene sus atractivos específicos y están quienes disfrutan vivir en un entorno natural, relacionándose con gente de distintos puntos del país, aprovechando el sol y la sombra, sintiendo el aire de mar todo el día, o planteándose desafíos de resistencia ante el frío o la lluvia que suelen sorprenderlos también en los veranos.

Es real en este debate que se hace necesaria una evaluación sobre la permanencia de tantos campings en pleno centro, sobre de todo de aquellos que no han mejorado sus servicios sustancialmente en los últimos años.

Podría pensarse como alternativa trasladar algunos de ellos a puntos más distantes donde puedan brindar a los acampantes los servicios pretendidos por muchas familias de clase media, amantes del campamentismo, que tienen derecho a disfrutar sus vacaciones en Las Grutas sin necesidad de gastar un dineral por vacacionar diez días.


Comentarios


VERANO 2007: Verano al aire libre: el 25% de los turistas prefiere el camping