VERANO 2008: La pesca, opción ideal para la pleamar de la tarde

Bajadas y remansos en Las Grutas seducen por igual.

#

En cada pleamar, turistas y lugareños salen en busca del pique. Para este hobby Las Grutas reserva sitios especiales en su espléndida y larga playa.

LAS GRUTAS (ASA).- La marea está plena en la hora de máximo calor. Los espacios quedarán reducidos en este domingo de mediados de febrero y los turistas deberán usar el ingenio para disfrutar de la costa aún en aquellos lugares donde la playa desaparece bajos las olas del mar que impactan contra los acantilados.

Es la ocasión entonces, para probar suerte con la pesca desde lo alto del murallón natural, en la Bajada Cero. Allí, hacia el oeste, se forma un remanso al que ingresan pejerreyes de distintos tamaños a alimentarse de los microorganismos que constituyen su nutritiva dieta.

Por eso, en cada pleamar, cuando la jornada acompaña, la pesca desde el acantilado de la Bajada Cero se convierte en un opción imperdible para decenas de personas que se ubican con equipos y reposeras a pasar la tarde. Muchos otros eligen La Rinconada, un clásico pescadero del lugar que cuenta también con un parador de playa con todo lo necesario no solamente para desarrollar esa actividad, sino también con provisiones para pasar el día, almorzar y cenar. Esa bajada al mar está ubicada unos dos kilómetros al este del centro del balneario, frente al barrio Terraza al Mar. No es sólo posible pescar desde el acantilado, en esos dos puntos.También se dan buenos piques desde la arena al oeste de la Séptima Bajada -siempre con la marea alta-, más allá de las Piedras Coloradas y en las playas más alejadas, como El Buque y El Sótano.

Pero si de pesca se habla, no hay dudas que la mejor posibilidad de obtener buenos resultados es en la península Villarino y en el Camino de la Costa. Allí, la buena profundidad que en pleamar se obtiene a pocos metros de la orilla genera que con un lance corto, apenas detrás de la rompiente, se logren interesantes ejemplares de pejerreyes, róbalos, lenguados y de tanto en tanto alguna raya o tiburón, dependiendo siempre del equipo elegido y la carnada que se utiliza.

En Villarino las opciones para pescar son en el pescadero La Conchilla, ingresando desde el parador un par de kilómetros hacia el oeste o en punta Perdices. En el camino costero, al que se llega tomando a la izquierda en la curva grande que conduce hacia la Conchilla -donde se encuentra la enorme baliza- se suceden varios lugares donde pescar con éxito. "La Alcantarilla" y "Los tres molinos" son algunos de los puntos pero hay muchos más donde siempre hay suerte.

La recomendación clave es llevar provisiones, porque por ese camino no hay paradores ni servicios en muchos kilómetros a la redonda. Además, como el trayecto es de ripio se aconseja conducir con precaución. En Las Grutas, varios comercios proveen de carnada.


Comentarios


VERANO 2008: La pesca, opción ideal para la pleamar de la tarde