VerdesAires, terrazas ecológicas y calidad ambiental



La tendencia de terrazas verdes llegó a nuestro país junto con el creciente interés por la eficiencia energética de los edificios y el desarrollo urbano con criterios de sustentabilidad. Una empresa pionera a nivel nacional es VerdesAires, cuya solución para azoteas y techos de chapa integra múltiples beneficios, como la aislación térmica -reduce hasta el 35% de la radiación solar, actuando como parasol biológico y ahorrando energía-, la aislación acústica, el mejor escurrimiento de aguas de lluvia y la disminución hasta tres veces del desgaste de los materiales a favor del mantenimiento. Su colocación es muy fácil, rápida y en seco. Otros beneficios de VerdesAires son su contribución a la calidad paisajística en la llamada “quinta fachada” y el aporte a la generación de espacios verdes en las ciudades, atenuando el efecto isla de calor.

Las llamadas terrazas verdes se han impuesto en ciudades de todo el mundo, con la creciente preocupación por la arquitectura sustentable y la calidad ambiental de las ciudades. La tendencia de cubrir los techos con vegetación ha logrado, en ciudades como Toronto y con sólo el 10% de terrazas verdes, disminuir la temperatura ambiente durante el verano hasta dos grados, atenuando el efecto isla de calor. A la vez, las superficies vegetales actúan como sumidero de C02, beneficiando a la limpieza del aire y a la calidad del paisaje urbano. En Buenos Aires la tendencia está llegando con iniciativas privadas y políticas públicas sustentables, como la que impulsa la Legislatura porteña, con el proyecto “Techos verdes - Superficies cubiertas de vegetación” que cuenta con media sanción y busca la modificación del Código de Edificación mediante la incorporación del artículo 5.10.4, estableciendo incentivos impositivos a los vecinos que lo implementen. El proyecto promueve el ahorro energético de los edificios e intenta ganar espacios verdes en una ciudad que está por debajo de la mínima, ya que cuenta con apenas 2 m2 por persona sobre los 10 m2 que la Organización Mundial de la Salud –OMS- estipula como necesarios para una buena calidad de vida.

Desde las iniciativas privadas, una de las empresas pioneras es VerdesAires, que ofrece una solución diferenciada por varios motivos, empezando por una muy rápida y fácil instalación con obra seca, sin modificar las condiciones de aislamiento tradicionales de la cubierta y mínimo mantenimiento posterior. Asimismo su liviandad, de sólo 52 kg/ m2 la convierte en ideal para cubrir techos de chapa de acotada pendiente. La solución VerdesAires es integralmente sustentable tanto por su aplicación, como por su composición, fabricación y materiales. Se trata de un sistema de módulos de polipropileno reciclado, que miden 38 x 63 cm, especialmente diseñados y tratados con filtro UV, con patas especiales que permiten separarse del piso entre 3 y 7 cm. En su interior la bandeja lleva una variedad de plantas del tipo de las suculentas, seleccionadas por su adaptabilidad al medio local, que no necesitan riego y son de bajo mantenimiento, preparadas para soportar radiaciones y amplitudes térmicas importantes. Estas especies son de producción propia y están asentadas sobre un sustrato especialmente diseñado que no utiliza tierra natural, y con un anti-raíz en las propias bandejas. VerdesAires es una solución ideal para una ciudad con el clima de Buenos Aires, con una gran variación de temperaturas y lluvias abundantes. Uno de sus principales beneficios es reducir hasta un 35% la radiación solar que incide en los techos, lo que puede significar hasta 13 grados menos de temperatura interior en verano. Al mismo tiempo, al trabajar como parasol biológico y disminuir la amplitud térmica en las terrazas, evita la degradación y patologías del material constructivo provocada por las contracciones y dilataciones, aumentando la vida útil de las cubiertas hidrófugas hasta tres veces. Cabe agregar que la solución ralentiza el escurrido de aguas hasta en un 50% evitando colapsos de cañerías pluviales e inundaciones por fuertes lluvias. Por todas estas características, VerdesAires es un producto ideal para edificios que buscan certificar Normas LEED. La rápida amortización de la inversión en esta solución comienza por el ahorro en la tarifa de energía eléctrica, producido por consumos de aire acondicionado en verano, que se hace especialmente visible en edificios con quita de subsidios. Sus múltiples beneficios ecológicos y económicos se ponderan aún más con un precio de la solución desde 430 pesos más IVA por m2 para una terraza de hasta 100 m2, incluyendo colocación.

Rubén Schrott, director de VerdesAires, destaca también los importantes beneficios ambientales y por consiguiente de calidad de vida: “Más allá de las múltiples mejoras en los edificios por la aislación térmica, acústica, de mantenimiento y el extraordinario recurso paisajístico en las terrazas, VerdesAires genera un impacto muy positivo en la calidad de vida urbana gracias al aumento superficial de la vegetación. Este aspecto es clave porque las superficies verdes generan un sumidero natural de C02 de gran aporte para la limpieza y enriquecimiento de la calidad del aire. Así también reducen el efecto isla de calor generada por el asfalto y las emisiones de vehículos de transporte, mientras que atenúan la contaminación sonora”, y agrega: “En el caso de Buenos Aires, en 2009 había 130.000 edificios de propiedad horizontal y si a cada uno de ellos se incorporara 30 m2 de este tipo de cubierta, se lograría un aporte de 390 hectáreas de superficie verde, una extensión más amplia que los Bosques de Palermo - el Parque Tres de Febrero – que es el más grande de la ciudad y que actualmente ocupa el 25 % de los espacios verdes porteños”.

Sebastián Leder, gerente comercial de VerdesAires, describe un caso de implementación de la solución: “El Centro de Gestión y Participación –CGP- de Recoleta es el primer edificio público porteño donde se ha instalado la solución de terraza ecológica. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nos convocó a través de concurso, para aplicar nuestra solución, y actualmente tiene en carpeta continuar en otros CGP y escuelas”. Respecto del servicio que brinda VerdesAires, puntualiza Leder: “Se realiza una visita técnica y un proyecto con planos, se instalan cerca de 100 m2 en 30 días hábiles desde la contratación y se ofrece una garantía de seis meses con visitas mensuales de un profesional”. Rubén Schrott concluye sobre la visión de la empresa VerdesAires: “Nuestro mayor desafío es recrear un ecosistema donde a partir de lo ya construido y la incorporación de nuevas tecnologías y paradigmas, nos permita generar una mejor calidad de vida y de ambiente urbano para todos los habitantes de las ciudades”.


Comentarios


VerdesAires, terrazas ecológicas y calidad ambiental