Versiones cruzadas por la pelea en el cumpleaños

La familia que lo organizó dice que lo peor fue la actuación de la Policía. Nadie revela por qué empezaron los tiros contra los asistentes a la fiesta.



NEUQUÉN (AN).- La familia que organizó el cumpleaños que el domingo terminó a los tiros en el barrio Provincias Unidas denunció al personal de la comisaría Primera por excesos, mientras que los jóvenes que habrían efectuado los disparos se encuentran en libertad.

"No sé por qué pero la policía se metió al salón y terminó tirando todo y pegándonos a nosotros. A mi hija de 14 años la agarraron del cuello y después la dejaron en una celda con uno de los pibes que nos disparó", relató Estela Albornoz, madre de la chica que cumplió 15 años.

Como se informó ayer, los hechos ocurrieron la madrugada del domingo en el salón comunitario de calle Alberti al 1700 donde se celebraban los 15 años de Alejandra.

Por motivos que no se han podido establecer, desde afuera del local se comenzaron a efectuar disparos contra los asistentes con un pistolón y municiones de caza menor.

Los perdigones alcanzaron a Alejandra, a su hermano y a su madre. Esto desató la furia de todos los concurrentes que corrieron a los jóvenes armados, los cuales se metieron en una casa ubicada a 20 metros del salón. Allí quisieron lincharlos pero llegó la policía, que frenó los incidentes con balas de gomas y gases.

Estela Albornoz, mamá de Alejandra, contó a "Río Negro" que había frente al salón un grupo de jóvenes y "a uno que estaba muy mal lo hice entrar y le dimos de cenar. Después, en una bandeja pusimos carne y ensalada para el resto".

En cuanto a los disparos no sabe explicar por qué comenzaron pero asegura que Alejandra recibió seis perdigones en distintas partes del cuerpo, al igual que su hijo Nicolás (25) quien recibió tres impactos, y ella otros dos.

En su relato la mujer recuerda que familiares y amigos enfurecidos querían entrar a una casa para sacar a los dos chicos que dispararon y que fue ahí que apareció la policía.

"No sé por qué pero la policía se metió al salón y terminó tirando todo y pegándonos a nosotros. A mi hija de 14 años la agarraron del cuello y después la dejaron en una misma celda, durante cinco horas, con uno de los pibes que nos disparó. A mi hermana que tiene una enfermedad terminal, la llevaron de los pelos a la rastra como media cuadra", dijo.

Agregó que "en la Fiscalía General está (por ayer) mi marido y mi hija mayor denunciando la agresión que recibimos de la policía que fue mayor a la de los pibes que dispararon contra el local".

Estela, además, adelantó que iniciarán acciones legales contra las madres de los menores que dispararon contra su fiesta. Negó que exista una vieja rivalidad con los agresores.


Comentarios


Versiones cruzadas por la pelea en el cumpleaños