Vía carta documento, exigen que sus hijos comiencen las clases

Un grupo de padres de Cinco Saltos intimó al CPE a solucionar de inmediato los inconvenientes que impiden el inicio del ciclo lectivo a más de 90 chicos. Se trata de ingresantes del CEM 23, quienes no cuentan con profesores porque sus divisiones nunca fueron creadas.



CINCO SALTOS (ACS).- Los padres del CEM 23 de Cinco Saltos intimaron al Consejo Provincial de Educación para que “de inmediato” firmen la resolución que falta para que más de 90 ingresantes al secundario puedan comenzar el ciclo lectivo.

La exigencia fue enviada a través de una carta documento enviada el viernes con un plazo de “24 horas” para dar solución al planteo.

En tanto, los padres indicaron que están decididos a apurar los tiempos inclusive con un amparo judicial si sus hijos no empiezan las clases.

Hoy a las 13.30 los padres se reunirán en asamblea para discutir los caminos a seguir.

“No es un tema nuevo, esta es la segunda semana de clases que nuestros hijos están perdiendo: no hay problemas edilicios, las aulas están vacías y no se pueden convocar a los profesores porque administrativamente no se crearon las divisiones para más de 90 chicos que ya en diciembre estaban anotados para esta escuela. Le están negando a nuestros hijos el derecho a acceder a la educación”, dijo una de las madres firmantes de la carta documento.

 

Cambio de orientación

 

Según explicó la directora del establecimiento, Marta Jacobo, hasta el año pasado el CEM 23 contaba con la orientación de bachiller ecológico y a partir de este año el CPE cambió la orientación –y planes de estudio– del establecimiento y creó el bachillerato de tecnología de la información.

Con 110 inscripciones confirmadas a diciembre, sólo se autorizó en forma transitoria la creación de un primer año, que comenzó a funcionar en el turno mañana con el nuevo plan de estudios.

Sin embargo, por la cantidad de inscriptos, restaría la creación de tres divisiones que funcionarían en el turno tarde.

En su mayoría se trata de alumnos que fueron derivados a este establecimiento después del sorteo que se hizo en el resto de los secundarios de la localidad cuando las matrículas superaron los cupos para primer año de cada unidad educativa.

“Ustedes tienen conocimiento de la matrícula desde diciembre de 2005 y a la fecha nuestros hijos se encuentran privados de ingresar a clases normalmente. ¿Cómo recuperaremos el tiempo perdido de aprendizaje de nuestros hijos?”, se preguntaron los padres saltenses en la carta documento.

Según se indicó, para la creación de las tres divisiones faltantes se requiere una resolución de los vocales del CPE, luego se realizaría el llamado a asamblea para cubrir los cargos y finalmente la designación de la planta docente para esos tres cursos de primer año.


Comentarios


Vía carta documento, exigen que sus hijos comiencen las clases