Vía libre para emitir $ 140 millones en bonos

Pagarán deudas anteriores a diciembre pasado.



#

El plenario avaló ayer la emisión con apoyo del radicalismo, pero con la oposición de legisladores pichettistas.

Gentileza

El gobernador Alberto Weretilneck dispuso la emisión de 140 millones en bonos a 16 años, que serán utilizados para cancelar deudas anteriores a diciembre del año pasado. Este destino será ratificado mañana por la Legislatura con la segura aprobación del proyecto de finalización de la Emergencia provincial, que avaló ayer el Plenario de Comisiones, con voto dividido del bloque del Frente para la Victoria.

Esa iniciativa también deroga el programado esquema de pase a disponibilidad de los empleados públicos, pero el mayor debate se concentró en la facultad que dispondrá Economía para abonar pasivos del 2011, que inicialmente representan 190 millones de pesos. Esa cartera definirá el mecanismo de pago -o su proporción- con el uso de tres instrumentos: los bonos, cheques diferidos y “dinero en efectivo”. Esa propuesta -según el proyecto- a cada acreedor deberá darse dentro de “los 20 días hábiles”, es decir, a fines de octubre.

“Los bonos no podrán superar el 70 por ciento”, establece como único parámetro en la iniciativa aprobada ayer por el Plenario, y que mañana se tratará en la Legislatura.

Por otra parte, el gobernador emitió el decreto N° 1241 que dispone la emisión de 130 millones Bogar Clase 2, Serie III, y 10 millones de Serie I (un remanente), a 16 años (con tres de gracia para el capital), considerando una autorización inicial de la Legislatura para la emisión de 300 millones. Su fecha de emisión se fijo en el 4 de setiembre de 2012.

Ayer, el Plenario aprobó un dictamen -por mayoría- con los votos oficialistas y del radicalismo frente al rechazo de los legisladores pichettistas. En realidad, ese sector expuso una clara oposición con cuestionamientos a los argumentos vertidos por el ministro Alejandro Palmieri y el fiscal Pablo Berghonzi, que concurrieron para defender la iniciativa de cesación de la Emergencia. El jefe de Economía insistió que finalizan las emergencias “administrativa, sanitaria, social, institucional y educativa”, pero se mantiene en lo “económico-financiera”, machacando que “es una buena noticia” y que el Ejecutivo resigna facultades excepcionales.

Las críticas principales fueron planteadas por los dos presidentes de las Comisiones, Ana Piccinini (Constitucionales) y Luis Esquivel (Económico), como también Ariel Rivero, Angela Vicidómini y Marcos Catalán, mientras que las defensas oficialistas se centraron en Ricardo Arroyo, Arabela Carreras, Silvia Horne y Tania Lastra. El radicalismo escuchó y observó la fuerte disputa del Frente para la Victoria. Baustista Mendioroz sólo aclaró que su bloque apoyaría porque significa la conclusión de las facultades especiales otorgadas al gobierno pero, esencialmente, porque deroga el plan de disponibilidad que pesaba “sobre 20 mil estatales”.

“No es serio, ni es responsable”, concluyó Piccinini cuando adelantó el rechazo al proyecto de la cesión de la Emergencia. Antes, su sector se reiteró en consultas sobre si esa iniciativa representaba el final de los apremios financieros o que Río Negro no pediría más fondos a Nación. Palmieri negó esa liberación. “En diciembre, la provincia -agregó- estaba en coma y, ahora, estamos en terapia intensiva. No es fácil entender cómo, con una inflación del 25%, bajamos los gastos un 40%, aunque eso tendría que explicarlo la gestión anterior, cómo gastaban un 60% más”, expresó.

El justicialista Catalán replicó “cómo se sale de la emergencia cuando no hay sopa en el hospital de Bariloche”. Palmieri no cayó en esa particularidad y, en todo caso, dijo que esa respuesta sanitaria corresponde a su ministro.

A su turno, Berghonzi defendió el trabajo de la Comisión de Transacción con el relevamiento de la deuda (que estimó inicialmente en 190 millones) (AV)


Comentarios


Vía libre para emitir $ 140 millones en bonos