Viajaron a Viedma pero el gobernador no los atendió

Se trata del grupo de policías barilochenses que habían ocupado la Regional de su ciudad reclamando el cumplimento de un acuerdo salarial. El gobernador Miguel Saiz sólo recibió al obispo Fernando Maletti que acompaño la comitiva.



VIEDMA.- Los policías barilochenses que recientemente ocuparon la Regional de esa ciudad no fueron atendidos por el gobernador de la provincia, Miguel Saiz, quién solo se entrevistó con el obispo de la diócesis de Bariloche, Fernando Maletti, que acompaño la comitiva. 

La delegación de uniformados, que reclama el cumplimiento de un compromiso asumido por el gobierno, se hizo presente en la capital provincial pero no pudieron reunirse con el ejecutivo. Retornaron con la sola propuesta de que se designe un interlocutor para reabrir el diálogo.

Regresaron a Bariloche donde junto al abogado que los patrocina, familiares de otros policías, la Iglesia y la APDH evaluarán las medidas a seguir. No obstante antes de partir de Viedma señalaron que “seguirán hasta las últimas consecuencias” en los reclamos.

En representación de los policías, José Luis Antilaf señaló que decidieron venir a Viedma tras una conversación telefónica que mantuvo el intendente de Bariloche con el gobernador, quien le trasmitió que levantaran la medida y que designaría un interlocutor para que los atienda en la capital.

Veinte personas arribaron a Viedma en busca del diálogo, entre ellos, los 14 policías que iniciaron la medida de fuerza y esposas de otros efectivos.

Antilaf reiteró que se reclama el cumplimiento del acuerdo firmado el año pasado por el ministro de Gobierno, Iván Lázzeri, como el aumento que se prometió y del que se recibió una compensación por seguridad de 300 pesos en negro, los aguinaldos siguen siendo abonados en cuotas al igual que el pago de parte de sueldo con tickets. “No reclamamos nada fuera de lo normal sino algo digno y siempre lo hicimos de manera pacífica sin concurrir a ningún lugar armados sino sólo pidiendo que nos escuchen”, aseguró el suboficial.

 

Custodia. Fue reforzada la custodia policial y se convocó al grupo BORA que permaneció en el patio de la Jefatura. No sólo no se permitió el ingreso por la puerta principal como es habitual sino tampoco por la lateral de Belgrano. Unicamente se podía llegar a la Casa de Gobierno por la guardia de la Jefatura que se levanta en la parte trasera.

 

Fuente: (AV).


Comentarios


Viajaron a Viedma pero el gobernador no los atendió