Víctimas de la extorsión



La carta destacada

En Neuquén, las verdaderas víctimas de extorsión, por el binomio gobierno-ATEN, son las familias que envían a sus hijos a las escuelas públicas. En esta pugna por el poder entre el Ejecutivo y el gremio docente, las perjudicadas son miles de familias que tienen a sus hijos ociosos y sin destino cierto, y deben recurrir, para evitar conflictos laborales, a amigos o familiares para que se hagan cargo de niños y jóvenes mientras van a cumplir con sus obligaciones. El único recurso que tienen –para proteger sus derechos– es la Justicia, pero a ésta hace muchos años que el poder político la sometió y no hay un fiscal que se anime a denunciar al funcionariado por violación de los deberes de funcionario público y de las garantías constitucionales. Tanto el Ejecutivo como los sindicalistas se manifiestan partidarios de la no violencia, cuando los dos ejercen violencia sobre nuestros niños/jóvenes, al conculcar su derecho constitucional de aprender. Es más, tanto el CPE como ATEN a la hora de referirse a la deserción y al desgranamiento escolar evaden sus responsabilidades; y los últimos se oponen a todo tipo de evaluación que evidencie la pauperización de la educación provincial y la ausencia casi absoluta de perfeccionamiento docente. Ambos repudian las dictaduras cívico-militares que tanto daño han causado, pero tanto el “derecho de huelga” como la “estabilidad del empleado público” son derechos agregados a la Constitución de 1853 (Art. 14º bis) por la Constituyente de Santa Fe de 1957 digitada por los golpistas del 16/9/1955, cuando derogaron la Constitución de 1949. Como decía el gran Orwell en su libro “Rebelión en la granja”, “Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros”. Fernando Trebino DNI 7.826.484

Fernando Trebino

DNI 7.826.484


Comentarios


Víctimas de la extorsión