Videla, en prisión común



La justicia federal rechazó ayer un pedido de excarcelación del ex dictador Jorge Rafael Videla y confirmó que debe permanecer detenido en una unidad carcelaria y no con prisión domiciliaria.

La decisión la tomó la Sala I de la Cámara Federal porteña, al desestimar un pedido de la defensa de Videla en la causa en la que se lo investiga por “sustracción de menores en el marco del plan de represión ilegal de la subversión que operó durante la última dictadura militar”.

El tribunal ratificó que Videla debe estar alojado en una unidad carcelaria, por lo que rechazó el pedido de detención domiciliaria del imputado y justificó su arresto en el Instituto Penal Federal “Campo de Mayo”, a donde fue remitido por el juez federal Jorge Oyarbide.

En esta causa, Videla está imputado en orden al delito de sustracción, retención y ocultación de menores en concurso ideal con el de sustitución de identidad, reiterado en 27 oportunidades.

Para rechazar el pedido de excarcelación, la Cámara tuvo en cuenta la gravedad de los delitos que se le imputan al ex militar e invocó un reciente fallo de casación referente a la concesión de libertades condicionales, al sostener que Videla podría “obstaculizar” la investigación.

Las condiciones que originaron el dictado de la prisión preventiva de Videla “se mantienen inconmovibles a pesar del lapso por el que aquél ha estado encarcelado”, sostuvo el tribunal.


Comentarios


Videla, en prisión común