Viedma dejará de recaudar por cada tragamonedas

El Concejo aprobó la nueva base imponible de la tasa que paga Crown.



#

En unos días Crown y la municipalidad enfrentarán una audiencia de conciliación por este tema en el STJ.

Archivo

VIEDMA (AV).- El Concejo Deliberante aprobó ayer un proyecto de ordenanza que fija un nuevo esquema tributario para el casino capitalino. No existen precisiones de su impacto económico y la reforma parece más destinada a la negociación que el gobierno de Jorge Ferreira tendrá en el Superior Tribunal de Justicia con esa concesionaria por una acción de inconstitucionalidad planteada contra la actual tasa municipal. La iniciativa se aprobó por la mayoría de cinco bancas radicales. Se agregó la peronista Liliana Andaloro y Luis Nievas (PJ) estuvo ausente. La única oposición correspondió al arista Ariel Gallinger, que esgrimió que el conflicto está judicializado, entonces era conveniente esperar “el resultado” de una reunión conciliatoria, convocada por el STJ para el próximo 21 de junio. Pedro Sánchez (UCR) no pudo convencer a Gallinger pese a que la discusión tiene la mecánica de doble vuelta y pueda revisarse. El Ejecutivo argumenta que la reforma no representará baja en la carga impositiva y se mantendrá un tributo anual de 900.000 a 1.000.000 de pesos anuales. Esta información no pudo ser corroborada en el debate del Concejo. El sostenimiento o incremento tributario, como argumenta el oficialismo, no parece real si se trata de negociar con Crown en un audiencia conciliatoria por un pedido de inconstitucionalidad. Además, las especulaciones se generan por falta de proyección de la liquidación que se originaría con el nuevo mecanismo. Lo concreto es que la modificación cambia la figura de “Permiso de juego”, desdoblándolo en una tasa por habilitación de local, y por inspección del lugar. La base imponible se modifica, pasando de un cobro por mesa, por tragamonedas o ruleta a la liquidación por la superficie de los locales. Por caso, este sistema permitiría al casino ampliar su número de máquinas con los mismos costos tributarios. La presente reformulación impositiva, auspiciada por el Poder Ejecutivo, otorga habilitaciones por cinco años y mantiene desde la norma de cobro original una reducción del 50% en el gravamen en la sala del balneario El Cóndor por tratarse de una zona turística. Hace algunos meses, la empresa atacó el cobro municipal, planteando que el STJ analice si se trata de impuesto que está cobrando la comuna. Entiende que entraría en contradicción con esquemas impositivos nacionales y provinciales, los cuales, la aplicación de gravámenes locales “análogos” a los establecidos mediante esas normativas. Crown cuestionó que a la actual tasa le falta establecer una relación entre la existencia de un servicio (costo de inspección) y la justificación del valor establecido en el canon. Más allá de esta controversia, la gestión Ferreira viene estableciendo acuerdos desde 2005 cuando la empresa aprobó solventar un cajero automático en la villa marítima.


Comentarios


Viedma dejará de recaudar por cada tragamonedas