Viedma fue la que más sintió las ausencias

El escaso movimiento registrado en la capital rionegrina y en otras ciudades tuvo que ver sólo en parte con el paro gremial. Algunos están de vacaciones y la lluvia sumó complicaciones.



VIEDMA y ROCA (AV y AR)- El paro, el receso invernal y la lluvia trasformaron ayer a Viedma en una ciudad desolada. La medida de fuerza nacional en la capital administrativa se mezcló con las vacaciones de invierno en las escuelas, la feria judicial, el receso legislativo y con la intensa lluvia que bañó la ciudad durante toda la noche y gran parte del día, generando la suspensión de la concentración convocada para las 10, en la plaza San Martín.

Mientras tanto, en Roca se repitió el panorama del miércoles, con elevado nivel de adhesión en los organismos públicos nacionales y muy bajo y dispar en los provinciales.

Para UPCN el acatamiento rondó el 90%. Este gremio trabaja además en la elaboración de un crítico documento contra la rebaja salarial dispuesta por el gobierno nacional y a la que califican como incorrecta a partir del grave error del diagnóstico.

En el servicio de colectivos urbano e interurbano fue donde más se advirtió la medida. La adhesión fue del 100% tanto en Viedma como en Patagones, dificultando el traslado de personas que viven en una de las ciudades y trabajan en la otra. En la terminal de ómnibus el movimiento también se vio afectado, sobre todo en el servicio a Bahía Blanca y Buenos Aires. Las unidades que unen Viedma con la Capital Federal y que parten diariamente a las 20, ayer postergaron la salida hasta las cero de hoy.

En las entidades bancarias la actividad fue normal a excepción de la sucursal del Banco Nación que directamente amaneció con las puertas cerradas.

En tanto las guardias hospitalarias no sufrieron alteraciones en ninguno de los nosocomios de la zona Atlántica. Según la información gubernamental la mayor adhesión al paro se registró en el hospital Zatti de Viedma con un 70% de acatamiento que afectó la atención en algunos centros periféricos y en varios consultorios externos. En el nosocomio de Conesa el presentismo fue del 70%; en Valcheta del 100%; en Sierra Grande del 80%; en San Antonio Oeste del 95% y en Guardia Mitre del 100%.

Para ATE, en cambio, la adhesión fue prácticamente total en la actividad programada en los hospitales de El Bolsón y Bariloche; de un 70% en el Alto Valle y Valle Medio y de un 90% en Viedma.

En el municipio de Viedma fue importante la adhesión al paro nacional en la mayoría de los sectores, incluidos los Centros Educativos Comunitarios Infantiles que se ubican en barrios con problemas sociales. En estos Ceci se atienden niños de familias con problemas económicos y además de ofrecérceles actividades recreativas y de estimulación se les brinda el almuerzo.

En en tanto, en Roca el segundo día se hizo sentir en las dependencias como la Anses, la DGI, la salud y el sector transportista. Sin embargo la jornada transcurrió apacible y sin incidentes.

"Al puerto de San Antonio no fue ningún camión a hacer el embarque, el paro fue del 90 por ciento en algunos sectores, casi no hubo movimiento de camiones en las rutas", confirmó Rubén Belich, titular del sindicato de camioneros en Río Negro.

Por otra parte, las personas que querían realizar algún tipo de trámite en las oficinas de la Anses se volvieron con las manos vacías. "La mayoría de los trabajadores de planta permanente no trabajó, el acatamiento fue alto. Salvo el personal que está contratado que fueron los únicos que hicieron algunas tareas", señalaron fuentes del organismo en Roca.

En el hospital local, la salud también adhirió a la medida de fuerza. "Se suspende todo lo que es actividades programadas y solamente se están atendiendo las internaciones y las urgencias", manifestó Hugo Rojas, secretario general de ATE en Roca.

En general la ciudad vivió un clima tranquilo. No hubo movilizaciones ni cortes de ruta.

En Río Colorado y Choele

El paro no se hizo sentir demasiado en Río Colorado, donde la mayoría de los trabajadores decidió no adherir a la medida de fuerza. De esta manera los empleados municipales , de comercio, bancarios y rentas cumplieron con sus tareas con normalidad.

En cambio los afiliados al sindicato Luz y Fuerza de Punta Alta se plegaron masivamente al paro. En tanto en el hospital local también se registró un alto acatamiento donde solamente se atendió en la guardia casos de urgencia.

En el Valle Medio el paro nacional convocado por distintos gremios nacionales se sintió en el sector del transporte. En otros, la medida de fuerza tuvo poco o casi nada de impacto. Por ejemplo en el hospital zonal de Choele Choel, el centro asistencial más importante de la comarca, un 90 por ciento de los trabajadores concurrió a realizar sus tareas.

En otros centros asistenciales de la zona, se atendieron sólo las guardias. (ARC y AVM)

Adhesión sólo en algunas áreas

SAN CARLOS DE BARILOCHE y REGINA (AB y AVR).- El paro nacional convocado por todas las centrales obreras tuvo en Bariloche un alcance relativo, ya que el acatamiento fue importante entre los empleados estatales pero casi no afectó al transporte y al sector privado.

La inactividad fue casi total en el hospital barilochense (donde sólo se atendieron las emergencias), en Parques Nacionales, el INTA, la Anses y otros organismos nacionales.

A diferencia de otras medidas anteriores de la misma especie, esta vez el personal del banco Nación también adhirió en forma masiva y no atendió al público. En cambio las demás entidades bancarias abrieron sus puertas como en jornadas habituales.

Los trabajadores del municipio se plegaron en forma masiva, pero debido a la fuerte tormenta de nieve que azotó la región las cuadrillas de servicios cubrieron los requerimientos sin restricción alguna. Se quejaron -eso sí- de la falta de cadenas, herramientas y otros implementos para desarrollar su tarea.

El transporte circuló de manera normal ya que los choferes en su gran mayoría no cumplieron con la medida de fuerza.

En Regina, el paro de actividades se hizo sentir en el hospital, donde la mayoría del personal adhirió a la medida de fuerza.Por otra parte también el personal municipal de Regina afiliado a Soyem adhirió a la protesta, aunque igualmente la atención a los contribuyentes fue normal ayer.


Comentarios


Viedma fue la que más sintió las ausencias